Tras su paso por el ‘Poli Deluxe’ el pasado viernes donde contó su relación erótico festiva con un colaborador de Telecinco pero sin dar su nombre en ningún momento aunque estaba bastante claro. Fue María Patiño, la ‘amiga leal’ del susodicho, quién por casualidad dijo quién era mostrándose luego muy consternada.

Esta semana hemos asistido a un corporativismo exacerbado, primero por parte de María en ‘Sálvame’ y más tarde por sus compañeros del ‘Programa del verano’. Se trataba de desacreditar a Olvido Hormigos negando que hubiese tenido un affaire con Alessandro Lecquio y mucho menos que hubiese estado en su casa.

Trataron de mezclar en la rocambolesca historia al mismísimo Toño Sanchís, asegurando que él había frecuentado la casa de Lecquio y le habría dado la descripción a Olvido.

No contaban con que en realidad Toño al parecer nunca ha estado en esa casa y por lo tanto su plan no se sostiene.

Mientras tanto el conde de vacaciones en Irlanda no decía esta boca es mía, pero he aquí que Miguel Temprano su antiguo compañero de correrías conseguía hablar con él vía telefónica y grababa la conversación, por lo visto sin su consentimiento. El caso es que ayer por la tarde ‘Sálvame’ no tuvo empacho en emitirla después de que por la mañana la revista Lecturas nos alegrase recreando lo contado por la ex concejala de los Yébenes.

Escuchamos a un hombre enfadado y nervioso: ‘Son las fantasías de una señora con ganas de llamar la atención ¡Y punto! No hay nada más que contar’. Retándola además a que sacase las pruebas cuando todos sabemos que ella aseguró no tener ninguna ya que había borrado los mensajes que se intercambiaban.

Vídeos destacados del día

Recordemos que esto sucedió hace tres años. Olvido se reafirma y dice que le da igual lo que Lecquio diga y que si él mide sus tiempos ella también lo hará.

Esta mañana Lecquio ha consentido hablar por fin con su programa y ha ido más allá, no solo negando rotundamente una relación con Olvido si no negando también a su ‘leal amiga’ María Patiño de quien ha dicho que mentía cuando dijo que él le había contado sus encuentros sexuales con la de los Yébenes. En Lecturas se afirma que amigos cercanos a Lecquio, entre ellos María consideran que la mujer de Alessandro comprende muy bien a su marido y le da la libertad que necesita, por lo que no creen que el matrimonio vaya a separarse.

Curiosamente Alessandro Lecquio afirma que demandará a Miguel Temprano por haberle grabado sin su conocimiento pero no a Olvido Hormigos ya que su mujer no se lo ha pedido.