Después de tener un 90% identificada la verdadera identidad de Black Goku. Vegeta, Trunks y Kakaroto deciden viajar al futuro para cobrar venganza por la gran cantidad de bajas.

17 años en el futuro fue donde ocurrieron estos sucesos que llevaron a extrema decisión de violar las leyes universales y viajar a la época actual para así volver a tener un planeta tranquilo, después de eso Bulma decide recolectar el combustible electrónico y hacer los arreglos permitentes a la máquina del tiempo.

Una vez todos los detalles listos, estos tres sayayines viajan a la época de Trunks para pelear con el carismático antagonista de esta saga, sin embargo, este mismo con cada batalla aumenta sus poderes considerablemente, lo que hace una batalla muy complicada.

Trunks es el primero en enfrentarse para expulsar toda la ira que lleva dentro después de la muerte de Bulma y Mai, este mismo pensó que al aumentar los poderes podría ganar la batalla, sin embargo, no fue así. El hijo de Vegeta perdió la pelea categóricamente.   

Vegeta es el segundo en enfrentarse a este poderoso guerrero teniendo el mismo resultado que su hijo, perdiendo la batalla también, pero esta vez hizo que Black aumentara sus poderes de manera exagerada, llevándolo a niveles bastante altos.

La última batalla sería la más esperada de todas, esta vez no sería un juego, ni tampoco probarían sus poderes, sino más bien se irían con todo desde el principio. Al ver que Black posee mucho más poder, Goku decidiría ir con el súper sayayin Dios azul.

Estos contrincantes parecen no tener límites, cada uno aumenta sus poderes constantemente, sin embargo, se ve a Black estar por encima del poder de Goku.

Vídeos destacados del día

A este mismo no le queda más alternativa que recurrir al kaioken aumentado 10 veces, esta vez parecen invertirse los papeles y Black parece ser el que está por debajo de los poderes de su contraparte, sin embargo, un personaje misterioso aparece.

Cabe destacar que esto es una historia alternativa de los que podría pasar desde el capítulo 55 de dragón ball súper hacia adelante y no es necesario que ocurra al pie de la letra.