Mal regreso ha tenido Sara Carbonero a Telecinco con su Reality ‘Quiero ser’ que no sabemos muy bien hacia dónde quería ir pero desde luego no ha sido hacia el éxito. La misma semana en que se estrenaba con mucho bombo y platillo, el rechazo de la audiencia fue total y le dio un exiguo 9,9% de cuota de pantalla. El programa que pretende ir de moda es en realidad un pastiche de varios espacios, entre ellos ‘Quién quiere casarse con mi hijo’.

Bien dice el refrán popular: ‘Zapatero a tus zapatos’ y Sara nunca debería haber salido de su zona de confort como comentarista deportiva.

El segundo programa fue la debacle cayendo hasta el 7, 8% de cuota de pantalla, las críticas han sido todavía peores.

Telecinco no tuvo más remedio que reaccionar y cambiar de día y de cadena el programa que ahora se emite los lunes en Divinity, una cadena con mucha menos presión. Sorprendente es que alguna de las integrantes del reality declare que el programa es ‘maravilloso’, que la audiencia no lo ha entendido y que se critica porque lo presenta Sara Carbonero. Aquí viene que ni pintada la fábula: ‘La zorra y las uvas’.

El otro gran fiasco veraniego es ‘Hable con ellas’ que los que comentamos este tipo de programas todavía no entendemos que vuelva a estar en parrilla cuando en sus dos anteriores ediciones ya fue una apuesta polémica y en cierto modo fallida a pesar de algunos escándalos. Esta vez ha sido peor y es que las entrevistadoras son las primeras que no enganchan y visto lo visto no va ser fácil que nadie quiera hablar con ‘ellas’.

Ni Sandra Barneda en plan más señorita Rottenmeier que nunca, ni Rocío Carrasco que exhibe constantemente una sonrisa más falsa que un euro de madera, ni Mónica Martínez a la que casi no dejan hablar, ni el actor que interpreta a una señora de clase alta muy rancia, ni Alba Carrillo que no sirve para otra cosa que no sea contar su drama matrimonial, son las personas idóneas para este tipo de programa.

El estreno con las lágrimas de Alba y sus reproches a Feliciano no logró más que un 11,1% de audiencia. Para el segundo programa se las prometían muy felices conel escándalo sexual del verano y lo que presenciamos fue una especie de vodevil de tercera con Rocío Carrasco y Sandra Barneda intentando acorralar a Olvido Hormigos y para remate Alba Carrillo perdiendo los papeles con tan poca gracia que daba mucha vergüenza ajena. El resultado un 11,3% de share. La reacción de la ‘cúpula’ no se ha hecho esperar, ‘Hable con ellas’ pasa a la noche de los lunes y dicen que el programa será en directo y no enlatado como hasta ahora, como si eso fuese a cambiar algo.

Este verano la audiencia pasa de Telecinco,será por eso que ‘Sálvame’ se apresura a dar contenidos más o menos escandalosos cada tarde y el ‘Deluxe’ hace doblete prometiendo más de lo mismo y se emite a partir de esta semana jueves y viernes.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!