Hay personas que no salen de una para meterse en otra. Eso es lo que parece ocurrieles a dos ex grandes hermanas que, desde su primera aparición en la Televisión, no han dejado de ser el centro de la atención y de la polémica por distintos asuntos de distinta índole. Ahora, ya con el concurso atrás, siguen 'liándola'.

Eso es lo que ha sucedido con Aída Nízar, una de las grandes hermanas más polémicas de todas las ediciones del reality decano de la televisión española, y a Raquel Martín, una de las grandes protagonistas de la última edición tras sus idas y venidas con Suso y que ahora parece haber encontrado en la primera a su gran amiga y compañera de aventuras nocturnas.

Así ha quedado demostrado en un vídeo que ya se ha convertido viral circulando como la pólvora por internet y en el que se ve en el BMW descapotable de Aída Nízar a ella conduciendo y a la extremeña como copiloto aparentemente sin cinturón y realizando una conducción temeraria, sin mirar a la calzada, con acelerones y frenazos constantes y quién sabe si también tras haber tomado alguna que otra copa, lo que no se sabe al no haber sido requeridas para una prueba de alcoholemia por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Sea como fuere, en (este vídeo) se ve cómo se estarían cometiendo presuntamente varios delitos como conducción negligente realizando maniobras que las ponen en peligro a ellas y a cualquier viandante o conductor que se las cruce en su camino, tanto a ellas como a la persona que las graba y que parece también sería un amigo de esta dupla tan extraña como peligrosa.

Vídeos destacados del día

Son muchos los que, a tenor de las imágenes, les imputan también otro delito de conducción sin portar el cinturón de seguridad, ya que en las imágenes no se las ve con él puesto, si bien ellas han asegurado que lo tenían colocado por debajo de la ropa, lo que tampoco se podría demostrar fácilmente.

Después de los avisos de varios tuiteros, la policía podría estudiar el vídeo para ver si esta conducción es constitutiva de delito y tomar cartas en el asunto. El lío en el que se pueden haber metido puede no ser pequeño.