SPOILER: No leas el artículo si no has visto el capítulo 10 de la sexta temporada de Juego de Tronos.

Después de seis temporadas está claro que en Juego de Tronos aprovechan cualquier detalle para sorprender a la audiencia. Hay que recordar el quinto capítulo de la sexta temporada en la que se descubría el por qué de que Hodor tuviera ese apodo. Este hecho sorprendió a todos los espectadores y, más tarde, George R. R. Martin reconoció que era algo que ya tenía pensado desde que comenzó a escribir su exitosa saga de libros. Después de estas declaraciones se remarcaba su gran habilidad como escritor. No obstante, en televisión, al traducir los capítulos a otros idiomas quedó algo enmascarada su genialidad.

Esta temporada iba "a ciegas" ya que no tenía el soporte de un libro al no haber salido aún Vientos de Invierno. Sin embargo, se ha podido comprobar que los 'showrunners' de la serie están a la altura del autor de los libros. El capítulo 10 culminó una gran temporada y en ese mismo capítulo se recoge una historia contada temporadas atrás. La Vieja Tata narraba leyendas a los 'cachorros lobo' de Invernalia y una de estas historias se escucha de los labios de Bran antes de la Boda Roja. 

En esta sexta temporada se produce parte de la historia de la misma manera, el resto es perfectamente interpretable. Hay que recordar que Arya se va de Braavos porque no quiere ser 'nadie' ya que es Arya de la Casa Stark. En ese momento no se sabía qué iba a hacer ni a dónde se iba a dirigir.

Vídeos destacados del día

En el mismo capítulo 10 Jaime Lannister intercambia miradas con una joven en el salón de los Frey, una chica en principio desconocida. Conforme pasan los minutos del capítulo se descubre que es Arya con el rostro de otra persona y que mata a Walder Frey tal y como ella deseaba.

Por lo tanto, ¿qué relación hay entre el cocinero rata y Arya? La hija pequeña de los Stark mata a los dos hijos de Walder Frey, dos príncipes, y se los sirve al rey. Aunque en el vídeo no se vea, Arya le sirve una segunda porción de la tarta, tal y como ocurre en la leyenda de la Vieja Tata. Éstos son los hechos que coinciden a la perfección con la historia, pero, ¿quién es castigado por los dioses al matar a invitados bajo su techo? Se podría interpretar que Arya, a través de la habilidad que tiene gracias al Dios de Muchos Rostros, se encarga de perpetuar el castigo, bajo fines claramente personales, por los asesinatos de la Boda Roja en los que Walder Frey mata a sus invitados.