A pesar de que el principal objetivo de Mauro San Emeterio sigue siendo el de descubrir a Cayetana en 'Acacias 38', tal y como muestra cada uno de los pasos que da hacia su propia venganza, no puede evitar sentirse atraído por Teresa, a la que le une un sentimiento demasiado fuerte. El matrimonio con Humildad no fue sino el final de un largo recorrido emprendido por él como consecuencia de un error de juventud, el cual ahora ha tenido que acabar pagando demasiado caro. Ni siquiera Teresa pudo llegar a tiempo de evitar la boda entre el inspector y Humildad, aunque el matrimonio no ha impedido que la profesora y Mauro den rienda suelta a sus impulsos y acaben besándose. 

Por otro lado, también la Sotelo Ruz está encantada con el romance que pronto surgirá entre ella y el Duque de Somoza, al que no sólo la une un evidente gusto, también los pingües beneficios que le puede reportar una relación de tal calibre.

El hombre también se muestra de lo más solícito con ella, llegando incluso a hacerle regalos de alta alcurnia y citándola en todo tipo de sitios. De hecho, estaba en sus planes llevar a Cayetana a la terraza de moda, pero el mal tiempo hará que la cita tenga lugar en casa de la Doña en 'Acacias 38', donde el mágico momento traerá parejo un beso entre ambos. 

En lo que respecta a los Palacios, siguen tratando de adaptarse a su nueva vida en un hogar más humilde, acorde a su nuevo status, pero no pueden evitar sentirse mal al comprobar que su casa de 'Acacias 38' ya ha sido ocupada por un nuevo inquilino. De hecho, será Trini la que regrese al barrio para descubrir que se trata de Clemente Heredia, el causante de todos los males que su familia ha tenido que soportar. La suerte es que María Luisa ha creído a su padre finalmente, consciente de que la vida a veces tiene reveses como éste, y ha tomado la decisión de poner todo de su parte para que los tres sean felices.

Vídeos destacados del día

Entre tanto, en casa de los Álvarez Hermoso, todo son dudas con respecto a la nueva educación de Tano. Mientras Felipe está convencido de que lo mejor sería mandar al chico a un lugar especial, Celia muestra sus recelos. ¿Será capaz la protectora madre de separarse del joven?