Las polémicas no terminan. Ya en los últimos capítulos emitidos por tv hemos visto que la producción nuevamente nos ha soltado una de sus sorpresas. Si bien lo sabíamos desde hace mucho, es muy distinto verlo y sentir la impotencia de ver como juegan con el cariño del público y su inocencia. Cada vez que en el programa dicen el público eligió, el telespectador se siente pasado a llevar.

Hace muy poco, se filtró una conversación de Whatsapp. Los grupos que llevan el programa son cientos, hay muchos en Twitter, Instagram y Facebook. Cada día estos grupos son visitados por cientos de personas que buscan información y entretención en ellos. Los participantes del programa e incluso producción también entran a estos grupos para ver cómo opina la gente de ellos.

No es raro que se comuniquen con los administradores para cambiar alguna noticia o dar las gracias por el apoyo pero lo que se ha filtrado es algo totalmente distinto.

Por las redes rondan una serie de capturas de Whatsapp donde vemos a uno de los finalistas pidiendo apoyo y que hablen bien de ellos para tener el público a su favor. El finalista es Luis Mateucci en nombre de Luriana.

Se comenta por la interna que lo ha intentado con varios grupos del programa en las redes sociales. 

Bárbara por su parte, confirma que el número de teléfono que sale asociado a esta pedida de ayuda para evitar la pifiadera es el número real de Luis.

Podemos inferir que Luis sabe que son una de las parejas menos queridas ,en Chile por lo menos, y que está tratando de cambiar su imagen en estos pocos días que quedan antes de la gran final.

Vídeos destacados del día

¿Qué opinas de esto? ¿Es válido pedir ayuda para cambiar la imagen? ¿Qué te parece lo que le respondió el administrador del grupo? Seguimos informando, te ponemos la información, tú decides.

RECOMENDADOS:

VOLVERÍAS CON TU EX?: QUE SE SEPA, producción nuevamente nos miente

VOLVERÍAS CON TU EX?: Analizamos la polémica supuesta foto de Gala engañando a Leandro

VOLVERÍAS CON TU EX?: EXCLUSIVO: Polémica entrevista a Oriana Marzoli, TODO AQUÍ