La relación del tronista valenciano con la pretendienta que más tiempo ha estado conquistándole todavía no ha llegado a su fin, desde que Ana decidiera abandonar la conquista por una gran falta de confianza de Labrador hacia ella, no se habían vuelto a ver, ni habían hablado en ningún momento, hasta que en el programa emitido de hoy, la veterana ha entrado por teléfono después de que el tronista confirmara que la echa de menos.

La conversación ha sido corta ya que en los dos se notaba un poco de timidez en sus palabras, y han acabado diciéndose que se echan de menos. Labrador ha dejado claro que Ana ha sido y es una chica que desde el primer momento le ha entrado por los ojos, incluso le ha tocado un poco el corazón, pero que en estos momentos no puede seguir conociéndola porque todavía está muy dolido con lo que ha pasado entre ellos.

Esto parecía una conversación de dos novios que habían dejado la relación y después se habían arrepentido, por eso la presentadora ha querido saber si existía alguna posibilidad de que retomaran la relación, y ambos han contestado que aún no tienen la puerta cerrada al amor, y que en algún momento, cuando se enfríe un poco más la cosa podían retomar la conquista.

Pero nada más lejos de la realidad, hoy nuestros expertos nos han dado una información de última hora en la que nos cuentan que en la última grabación del valenciano, ha recibido la visita de la veterana, que ha entrado al plató muy nerviosa y con ganar de dar un abrazo a su extronista, ¿pero vuelve para quedarse?

Labrador la ha recibido con lágrimas en los ojos y después de una conversación muy intensa entre ambos, el tronista le ha preguntado que si vuelve para sentarse como pretendienta, ya que a él no le importaría seguir conociéndola.

Vídeos destacados del día

Pero la respuesta de la veterana ha dejado a todo el plató sorprendido, ya que ha contestado que no está preparada para volver a sentarse ahí, que solo ha ido de visita y que no volverá nunca más al programa porque lo está pasando muy mal. 

A Labrador no le ha sentado muy bien que Ana haya rechazado su oferta de volver a pretenderle, y le ha dicho que no entiende entonces que hacía en el programa, se ha enfadado y ha salido del plató muy afectado, mientras que Emma ha despedido a Ana con un abrazo y un hasta siempre.