La paciencia parece que por fin se le empieza a agotar a la dirección de Mujeres y Hombres y Viceversa con el jolgorio que sus tronistas y pretendientes parecen tener montado en paralelo a la emisión del programa y que se está revelando como una auténtica estafa para los fieles seguidores del dating show de Telecinco.

Si hace unos días eran los otros dos pretendientes, Sofía y Hugo, los que tenían que reconocer que se habían estado viendo y enviando mensajes fuera del plató, lo que está completamente prohibido por el programa, dando así por buenas las acusaciones de Olaya que aseguraba tener conversaciones en su poder entre ambos, ahora todos los ojos apuntan a Iván.

Y es que el que fuera pretendiente y preferido de Ruth ha sido acusado de haber tenido más que palabras con una de sus pretendientas, con quien se habría estado viendo a espaldas de la dirección según una confidencia que ha sido revelada en el programa y a la que MYHYV le da la máxima veracidad.

Hablamos de Nicol, con quien el tronista ya reconoció haber tenido algún asunto pasional antes de que esta decidiera pretenderlo en el programa, y que al parecer habría supuesto una tentación demasiado evidente como para rechazarla durante el breve tiempo que está en el trono.

Esta vez ha tenido que ser la asesora del amor Nagore la que haya decidido sacar las fotografías que esta poseía de ambos juntos, en una actitud mucho más cariñosa de lo que cabe esperar, y que habrían sido tomadas ya con ambos en el programa, lo que supondría haberse saltado las normas.

Vídeos destacados del día

Situación esta que tiene completamente saturada a la presentadora del espacio de citas de la cadena estrella de Mediaset España y que le ha supuesto la reprimenda en directo y la expulsión del trono por parte de la conductora después de haber recibido vía libre de la dirección. 

Parece que por fin se ha instaurado la tolerancia cero contra aquellos tronistas y pretendientes que decidan saltarse las normas firmadas con el programa por contrato. Si lo hacen, serán expulsados. ¿Volverá Iván? Habrá que verlo.