Vivimos en plena edad de oro de la ficción televisiva. La calidad de producción llegada de Estados Unidos de la mano de HBO o Netflix ha obligado a la ficción española a ponerse a la altura, y lo ha hecho con nota a la vista del éxito de audiencia de muchas de sus Series.

El canal más ambicioso en este sentido ha sido, sin duda, Televisión Española. A series históricas con datos de audiencia envidiables como Isabel o Carlos, rey emperador, se suman la exitosa El ministerio del tiempo o las longevas Cuéntame cómo pasó o Águila roja.

Sin embargo, no siempre las audiencias son suficiente razón para mantener una serie en antena. Hace dos años, TVE sorprendía a los espectadores al decidir no renovar Los misterios de Laura, una serie a la que no solo respaldaba la cuota de pantalla, sino que despertó el interés de la cadena norteamericana NBC que compró los derechos para su adaptación.

La historia se repitió hace una semana cuando Televisión Española volvía a desconcertar a todos al decidir no renovar su serie El Caso. Crónica de sucesos.

Twitter se convirtió el pasado jueves en un hervidero de quejas y críticas por parte de los fans de la serie que veían la segunda temporada como segura.

El Caso. Crónica de sucesos fue durante mucho tiempo una idea en la cabeza del actor Fernando Guillén Cuervo. Se trataba de una serie en torno al semanario de sucesos que se vendió en kioscos españoles durante cuarenta años. El proyecto tomó forma gracias a nuestra televisión pública que estrenó su primer capítulo el pasado 15 de marzo con un equipo de primera que incluía a actores como el propio Guillén Cuervo, Verónica Sánchez, Fernando Cayo o Antonio Garrido y la dirección de Iñaki Mercero.

La serie batalló con la Semana Santa y un partido de la Champion y llegó a convertirse en segunda opción televisiva de los martes, por detrás de Gran Hermano VIP. Sin embargo, la calidad de la puesta en escena y el dinamismo de sus capítulos fue recolectando espectadores que pasaron a autodenominarse “casistas” y esperaban, semana tras semana, una nueva historia de esa plantilla de periodistas que investigaban crímenes y sucesos extraños en la España franquista.

Desafortunadamente, la decisión de Televisión Española ha llegado demasiado tarde y la primera temporada terminó con varias trazas argumentales abiertas, dejando a la audiencia con las ganas de saber quién sería “el asesino del rosario”.

Ante la noticia de la no renovación de la serie, se disparanlos deseos de sus fans, que esperan que pueda ser retomada por otra cadena o por una de esas plataformas en streaming, como en su momento se planteó que Netflix continuara con El ministerio del tiempo. Sin embargo, el destino de El Caso parece, por el momento, poco halagüeño y se precipita casi irremediablemente a ser una nueva víctima de esta televisión pública nuestra que lo que hace es, precisamente,no escuchar a su público.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!