Esta saga es una de las más largas de lo que va hasta el momento en Dragon Ball Super, cuenta con 14 episodios y es la saga que da comienzo a la serie.

Al principio de esta saga se recapitula la pelea de Gokú  y el pequeño Buu, en la cual venció Gokú. Gracias a esto, el planeta Tierra entra en un tiempo de paz. Pero luego aparece Bills -el Dios de la Destrucción- en busca del Súper Saiyajin Dios, decide ir en busca de Gokú y Vegeta pues cree que uno de estos dos guerreros lo es. A la par de esto, en el planeta Tierra se celebra el cumpleaños de Bulma a bordo de un barco acompañada de los Guerreros Z, en donde todos también celebran el hecho de que Videl y Gohan se casen.

Bills junto con Weiss llegan al planeta del Kaio del Norte, donde Gokú se encuentra entrenando y le pregunta sobre la existencia del magnífico guerrero que  se presentó en sus sueños y que se llama Súper Saiyajin Dios. Gokú responde que él no sabe nada de esto y reta a Bills a un combate. Bills acepta y vence a Gokú en tan solo dos movimientos, a pesar de que Gokú se transformo en un  Súper Saiyajin Dios 3. Tras vencer a Gokú, Bills va en busca de Vegeta y se dirige al barco donde se celebraba el cumpleaños de Bulma. Aquí de manera fácil y asombrosa logra vencer a Vegeta, pese a que Vegeta  obtuvo un gran poder luego de ver como Bills le arrojara una cachetada a Bulma. Bills logra vencer también a Majin Buu y a los Guerreros Z -ambas grandiosas peleas-.

Al destruir a cuanto enemigo se le cruce, Bills decide destruir la tierra, pero en ese momento aparece Gokú y le propone juntar las Esferas del Dragon para averiguar la existencia del Súper Saiyajin Dios.

Vídeos destacados del día

Es así como Sheng Long les dice que el Súper Saiyajin Dios es la mezcla de cinco Saiyajin de corazón puro en uno solo. El único problema era que por el momento faltaba un Saiyajin para la transformación, es así como Videl confiesa estar embarazada y Gokú logra transformase en un Súper Saiyajin Dios.

Bills y Gokú mantienen una lucha infernal, se desata lo que muchos denominan una batalla de dioses. Bills logra vencer a Gokú, luego de que este perdiera su forma de Súper Saiyajin Dios, ya que esta transformación era de tiempo limitado. Bills al ver vencido a Gokú se ve decidido a destruir al planeta Tierra pero justo cuando lo iba a hacer se queda dormido y es así como la Tierra logra salvarse de una destrucción inminente. Weiss decide regresar a su hogar llevándose consigo a Bills, no sin antes prometer que volverán y pidiendo que se les tenga preparado el tan famoso pudín -el causante de que Bills y Majin BUU pelearan- por si acaso Bills quisiera retomar su plan de destruir la Tierra.