Después de una larga semana de espera, por fin ha llegado el momento del estreno del capítulo 47 de Dragon ball Super, y con ello, el estreno de la nueva saga titulada: "Saga de trunks del futuro" haciendo referencia al caótico tiempo en el cual, una nueva amenaza atenta contra la existencia humana. 

El episodio 47 ha de llevar por título: "¡Un distinguido mensaje pidiendo ayuda en el futuro! ¡La amenaza más aterradora del universo hace su terrible aparición!".

En primera instancia, vemos cómo todo ha vuelto a la normalidad en el presente, en el cual Son Gokú y el resto de guerreros Z, vuelven a disfrutar de la paz que les brinda la tierra sin ninguna preocupación de desaparecer, pues Champa ahora tiene su propio planeta, y por ende, ya no se ve interesado en obtener el planeta tierra.

Sin embargo, Vegeta y Kakarotto parece retornar una vez más al planeta de Bills, para tener un nuevo entrenamiento, o al menos, eso nos detalló el último tráiler emitido. 

Sin embargo, en el futuro todo ha vuelto a ser caos y destrucción, solamente Trunks huye inmediatamente de la maldad que se está apoderando de cada rincón del planeta. Black Gokú se muestra como una enigmática sombra despiadada que ha de aniquilar a todos sin piedad alguna, mientras que todas las plazas y casas del mundo son destruidas por doquier, incluyendo la corporación capsula.

Bulma trabaja en el extraño líquido, y parece convencer a Trunks con alguna referencia de acuerdo a dicho líquido. La aparición de Mai es sorprendente, pues ella también sería protagonista de alguna manera para el próximo viaje que se avecina en la trayectoria de Dragon Ball Super.

Vídeos destacados del día

Puedes dejarnos tus propias impresionantes acá debajo en los comentarios.

Te recordamos que el capítulo 48 será estrenado el próximo sábado 18 de junio a las 19:00 horas y tendrá datos sorprendentemente reveladores de la continuación del viaje de Trunks del futuro en el tiempo. Según Takeshi Kudao, seiyuu del saiyajin, menciona que no hay alternativa para derrotar a Black Gokú, pues simplemente, él es invencible. ¿Será verdad?.