Luego de que en el capítulo 45 pudimos observar que el poder de Vegeta fue totalmente absorbido por el Súper Agua Milagrosa o también llamado Komeson. El capítulo 46 lleva como título: “¡Gokú vs Vegeta copia! ¡¿Quién ganará?!”. En este episodio Gokú tal y como lo indica el título luchara contra la copia de Vegeta ya que tiene que salvar a Vegeta de su cercana desaparición. Puesto que como ya sabemos un individuo al ser absorbido por Komeson,  pierde su esencia y poco a poco desaparece.

Al principio de la lucha Gokú se ve en aprietos ya que comprueba que el poder de la copia de Vegeta es potente pero a través de su ingenio Gokú logra aprovechar la teletransportación para esquivar ataques para luego arremeter contra  su enemigo desde diferentes ángulos, tal como lo hizo con Cell en los “juegos de Cell”.

A pesar de que la pelea se muestra favorable para Gokú, Vegeta se muestra incómodo y muestra una  actitud orgullosa digna de un príncipe Saiyajin al ver que su homólogo va perdiendo y decide alentarlo. Es así como la copia de Vegeta logra remontar la pelea y las cosas se emparejan. Gokú se ha dado cuenta que el poder de Vegeta ha aumentado al pelear con su copia.  La pelea se vuelve colosal pero aun así Vegeta se siente disconforme y le pide a Gokú que le gané a su copia y a su vez le pide a la copia que le gane a Gokú, generándose así un momento de humor dentro del episodio. Luego de esta ocurrencia de Vegeta, Gokú decide convertirse en un Súper Saiyajin Azul, cosa que la copia de Vegeta también puede hacer para sorpresa de todos. Mientras  tanto Vegeta no tarda mucho en desaparecer casi por completo, es ahí donde Potajuu-san  le ofrece la llave que sellaba al Súper Agua Milagrosa para que pueda permanecer por un rato más con vida mientras Gokú vence a  la copia mucosa de Vegeta.  La situación otra vez se vuelve graciosa puesto que Vegeta tiene que tener esa llave como chupón para poder seguir viviendo por un breve período de tiempo.

Vídeos destacados del día

La  pelea continúa y ninguno de los dos parece que tuviera la ventaja.

Luego Potajuu-san  recuerda que si pueden destruir el núcleo del Súper Agua Milagrosa pueden acabar con las copias mucosas, es así que él, Jako, Trunks-kun y Goten-kun deciden acabar con el núcleo, esta vez Jako se convierte en el héroe ya que accidentalmente logra destruir al núcleo, este momento es aprovechado por Gokú para lanzar un “Kame Hame Ha explosivo” a la copia de Vegeta y así logra destruirlo. Vegeta logra recuperar su forma y se da cuenta de la vergüenza por la cual paso al andar con un chupón. Y así acaba el capítulo 46 de Dragon Ball Súper, dando fin también a la saga de Monaca, aún no sabemos quién es más fuerte ¿Será Gokú o será Vegeta? No se olviden que el próximo sábado empieza la tan esperada saga de “Trunks del futuro”.