Amigos, mil emociones, millones de emociones, la verdad creo q todo lo que paso en el episodio 47 de no tiene descripción, solo que fue súper emocionante.

¿Sabes quién es Towa?, ¿Ella podría estar detrás de Goku Black?

Luego de haber hablado de manera general acerca de los acontecimientos que se llevaron a cabo en el último episodio de Dragon Ball Super, una de las incógnitas que surgieron y que ha tomado mucho revuelo es aquella que se refiere acerca del origen de Black. El personaje del futuro, que tiene la apariencia de Goku, se encargó de eliminar a las personas más queridas de Trunks, hablamos de Bulma y Mai, madre y novia respectivamente.

La actitud despiadada de Black denotó el odio que tiene a los saiyajin, además de que a pesar de que lleva la apariencia de uno de ellos, nos referimos a Goku, este no se sienta como tal, llegando inclusive a referirse a Trunks de manera despectiva utilizando la frase "Hoy es el día que dejarás de vivir, Saiyajin".

Al apreciar de manera detenida la apariencia de Black podemos darnos cuenta de que solo lleva un zarcillo, desconocemos de igual manera si es pothara o makaio, por lo que nuestra intuición nos lleva a pensar en 2 posibles opciones acerca de las intenciones y orígenes de Black.

La primera opción, el zarcillo controla a Black, una de las opciones que manejamos con más fuerza en Dragon Ball Perú. Sabemos que Demigra ni Towa son los responsables de que Black esté presente en el futuro de Trunks, sin embargo la aparición de este nuevo ser que tiene la apariencia de un Kaio Shin, y que podemos ver en el opening de nuestra serie tendría que ver algo con la aparición de Black.

Vídeos destacados del día

La otra opción, es que Black sea un Goku de otra dimensión, es decir, un Goku que se dejó dominar por el mal y que trata de viajar de dimensión en dimensión (no universos) tratando de encontrar a sus homólogos para poder fusionarse con ellos, eso explicaría el porqué de que lleve un solo zarcillo( el otro lo debe tener guardado en algún lugar).

¿Acaso Demigra es Goku negro?

¡Hasta la próxima!