"... A veces creo que tanta depresión no desaparecen con un simple juego de Limbo...”

Atte. Panzón

¡Amigos!

Quiero empezar felicitando a todos los papás seguidores de Dragon Ball, de igual manera, extender el mismo saludo para los que no los son. ¡Feliz Día del Padre!

Luego de ver la última impresión acerca del episodio de Dragon Ball Super, habíamos especulado acerca de los próximos acontecimientos que se desarrollarían entorno a Trunks. La llegada del guerrero del futuro, y todo lo sucedido alrededor de Trunks era algo que ya teníamos por supuesto, claro, el pequeño Trunks cree que el joven que llegó en la nave espacial es un hijo negado de Trunks y Vegeta ( escena graciosa).

¿Sabes cuales son las muertes mas terribles de Dragon Ball Super?

Bulma, luego de ver a su hijo moribundo, solo atina a llamar a Wiss para poder comunicarse con Vegeta, Goku al oír esto, utiliza la teletransportación para llegar al lugar donde se encontraba el herido, Wiss y Bills acompañan a los saiyajines. De manera inmediata, luego de haber llegado a la tierra, Goku va a la torre de Karin para recoger algunas semillas del ermitaño, acto seguido, más de uno se debe haber sorprendido al ver la reacción de Trunks atacando a Goku luego de haberse recuperado, si bien es cierto,  Black y Goku tienen el aspecto físico prácticamente igual, pero nadie esperaba el descontrol del saiyajin del futuro para luego atacar de manera desmedida a nuestro personaje favorito.

Bulma, Vegeta, el pequeño Trunks e inclusive, el propio Bills, quedaron sorprendidos al ver como un golpe directo era detenido por Goku, más aún, el desconcierto por parte de este último era más que evidente.

Vídeos destacados del día

Si bien es cierto, este anime nos puede llevar a apasionarnos mucho con la trama, ¿acaso no se te vino a la cabeza que preguntas se le vinieron de pronto a Goku?

¿Goku y Vegeta irán al futuro?

Espero que te haya gustado la nota, si es así no dudes en seguirnos en www.dragonballperu.com y en nuestro facebook Dragon Ball Perú – Panzoncito´s Show

¡Hasta la próxima!