El episodio 46 de la serie Dragón ball super terminó con la saga de "Monaka", culminando así el mini-arco del planeta Potofu, en la que se enfrentaron Gokú y el clon púrpura de Vegeta. Por fin, el momento que todos hemos estado esperando ha llegado: la saga de Trunks del futuro está apunto de comenzar. Como se pudo ver en el avance del capítulo 47 de la famosa serie animada dragón ball super, la nueva saga del futuro fue presentada oficialmente. Como la mayoría de fans de la serie ya saben, Trunks del futuro llegará a la línea de tiempo actual de "dragón ball" para buscar la ayuda de Gokú y sus amigos. En el tráiler del capítulo 47, se ve al hijo de Bulma  diciendo que la tierra se encontraba en paz hasta que un enemigo oscuro apareció. 

Se ve al hijo de Vegeta bastante asustado y con lágrimas, tratando de esconderse del villano oscuro, que hasta el momento sólo se ha podido ver su silueta, aunque ha sido suficiente para darnos cuenta que se trata del malvado "Black Gokú".

Se pudo apreciar, que Trunks aún conserva su famosa espada y también se pudo ver a May, el personaje femenino de la banda de Pilaf, sin embargo posee una apariencia muy distinta a la que todos conocemos. Los dos personajes se mueven en un mundo apocalíptico, un futuro que parece aún peor que aquella vez que llegaron los androides 18 y 17. Bulma al parecer sigue viva en el futuro, pues continúa haciendo sus trabajos científicos. Sin duda alguna, este nuevo arco promete ser increíble, pues estará al nivel de la sagas de frezeer, Cell y Majin Boo.

Para todos los fans de esta espectacular serie, podrán tener información detallada acerca del retorno de Trunks del futuro en este vídeo. Por lo pronto te recordamos que este sensacional episodio 47 titulado "¡Una petición de ayuda desde el futuro!, ¡Un terrible enemigo oscuro aparece!" Será estrenado este sábado 11 de junio a la misma hora y sin ninguna duda será uno de los capítulos mas épicos de todo dragón ball súper, además un nuevo opening será publicado.

Vídeos destacados del día

¡No te lo puedes perder!