Después de un mes de haberse estrenado el manga número 12 de Dragon Ball Super, donde Hit había vencido por completo y fácilmente a Vegeta, hoy era el turno para la siguiente entrega, la número 13 de esta serie mensual a cargo de los dibujos de Toyotaro y a diferencia de la versión animada realizada por la empresa Toei Animation, sí que nos mostró en su contenido muchas emociones, es por ello que a continuación NewsPaper te hará un repaso sobre los principales acontecimientos.

En primer lugar tuvimos a un Goku en estado base probando la habilidad clave de Hit, con la cual había derrotado a Vegeta, de hecho estuvo a punto de darle los primeros golpes, sin embargo no fue hasta el punto de recurrir al ssj1 donde el manga se puso interesante, ya que a partir de allí la marcada diferencia con el anime vista en el desarrollo de ésta batalla comenzó a hacer su aparición, dado que esa fase alcanzada por Goku fue inédita del manga.

Goku al llegar a esa fase pudo hacerle frente al tokitobashi de Hit, la pelea parecía emparejarse bastante y de hecho el saijayin pudo acertar el primer golpe. Luego de eso el guerrero de Champa volvió a tomar el control de la batalla, poniendo en aprietos al representante del universo 7, quien no tuvo más alternativa que utilizar una transformación que parecía haber salido de la historia y que de cualquier manera había quedado en la retina de los fanáticos; “el Super Saijayin God” visto en la batalla de los dioses por primera vez, sin duda esa viñeta en el manga fue genial ya que nadie se lo esperaba, de hecho dentro de la misma serie todos quedaron sorprendidos.

La batalla volvió a emparejarse y Goku comenzó a tener una leve ventaja, realmente Hit estaba en aprietos y no fue fácil encontrarle la vuelta a un encuentro que se le hizo tan difícil, de verdad nadie había podido hacerle frente a su tokitobashi como hasta ese momento lo hacia el guerrero de Bills.

Vídeos destacados del día

Después de varias viñetas el hombre de los 1000 años pudo prolongar el rango de su técnica haciéndola más fuerte, por lo que Goku utilizó su última transformación, el súper saijayin dios azul. A partir de este hecho el desenlace fue exactamente igual al anime.

Cabe recalcar que este número del manga cubrió hasta el deseo que pidió Bills.