Tras su paso por ‘GH VIP 4’ a Carlos Lozano su futuro profesional se le presenta lleno de proyectos. Su magnífico paso por el reality consiguió dejar con un palmo de narices a sus detractores que como el ‘vidente’ Rappel decían que estaba acabado y arruinado. Por cierto, del ‘vidente’ nunca más se supo.

Carlos demostró su saber estar y el juego que puede dar frente a una cámara y ello le valió un nuevo comienzo como presentador del renovado ‘Granjero busca esposa’ que parece llegará a las pantallas de Cuatro en Septiembre. Miriam que decía no querer saber nada del mundo televisivo llegó a España para darle una sorpresa a su novio y rápidamente le tomo el gusto a los platós, no dudando en ser participante de Supervivientes nada más salir Carlos Lozano de su reality.

Tal vez a la modelo le movió el afán de demostrar su independencia ya que eran muchas las voces que apuntaban a que si estaba con un hombre que le doblaba la edad era por puro interés y entre esas voces, la que más se oía era la de Mónica Hoyos, ex de Carlos Lozano y madre de su única hija. Pero el caso es que pocos entendieron que tras estar tres meses separada de su gran amor, se lanzase a una aventura que la podía tener alejada otros tres meses de él.

Son muchos los que apuntan que la presión que sufren por parte de Mónica Hoyos y el acoso de ‘Sálvame’ que ha vertido todo tipo de insinuaciones respecto al trabajo que realmente desempeña Miriam en Perú y a posibles infidelidades, han hecho mella en la relación del presentador y la modelo.

Si bien esto es cierto, no lo es menos que a Miriam se le han visto unos comportamientos televisados que no auguran nada bueno. Vamos por partes.

Cuando Carlos fue a visitarla a Honduras, pudimos verla más interesada por la comida que le pusieron delante que por su novio. Ya de regreso y al ser entrevistada en plató, J.J.

Vázquez le gastó la broma de que su novio no estaba, Miriam montó en cólera y mirando a cámara le dedicó está frase lapidaria: ‘Que estafador eres, me dijiste que ibas a venir, eres un mentiroso, cínico’. Todos contuvimos la respiración.

Carlos Lozano salió a su encuentro con una gran sonrisa y frases disculpándola, pero cuando finalizó le entrevista y ella le pidió ir de fiesta él se negó ya que estaba grabando su programa y tenía que madrugar.

Miriam no dudó en decirle que era un aguafiestas mientras ponía cara de decepción y un poco también de asqueo.

Carlos no para de repetir a todo el que quiere oírle que su relación va viento en popa pese a quien pese, pero Miriam en una exclusiva a Lecturas afirma: ‘Éramos más felices antes’. Se queja de los celos de Carlos y de cómo la protege: ´Me cuida como a un bebé es demasiado protector, pero lo hace porque me ama’. A Miriam se la ve agobiada y no solo por la presión mediática y su afirmación de que: ‘Toda esta mierda me está cansando’, no deja lugar a dudas. Si esto lo dice públicamente ¿Cómo serán sus conversaciones en la intimidad?

¿Quién está más enamorado en esta relación? ¿Es Miriam Saavedra una mujer caprichosa y con intereses diferentes a los de su novio?

¿Cuánto más podrá aguantar Carlos las salidas de tono de su novia? Demasiadas incógnitas para una relación que parece caminar hacia un final doloroso y mediático, sobre todo para Carlos Lozano quién será sin duda el que más pierda.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!