Hoy les emplazo a ver una serie que va camino de ser genuina y única: Vinyl.

Ambientada en el Nueva York de los 70, donde el punk, el rock, hip-hop y música disco confluyen a diario en una sociedad, en la América agitada de aquella década. Nuestro protagonista es Richie Finestra presidente de un gran sello discográfico, que intenta salvar su compañía, protagonizada por Bobby Cannavale que va camino de ser un serio candidato al Emmy por su interpretación.  

Richie Finestra y su equipo de colaboradores están a punto de vender su discográfica,  American Century a empresarios alemanes, ya que la situación económica de sus excesos y pobres decisiones profesionales les aprieta bastante.

 Richie Finestra está casado con Devon (Olivia Wilde), una ex modelo y actriz que vuelve a su estilo de vida bohemio cuando comienzan los problemas de Richie. Junto a ellos, protagonizan esta historia Zack Yankovich (Ray Romano), un socio de Finestra que mantiene contactos con la mafia y Frank ‘Buck’ Rogers (Andrew ‘Dice’ Clay), magnate del tráfico de drogas.

Junto a estos actores, nos encontramos con algunos que vienen con apellido. James Jagger, hijo de Mick, encarna a Kip Stevens, el cantante de un grupo que trata de hacerse un nombre. A su lado (en la foto), está Juno Temple, la actriz que interpreta a Jamie Vine, y que es hija de Julien Temple, director de infinidad de documentales sobre el mundo de la música.. Un Nueva York incandescente y rebosante de creatividad musical es el frenético y salvaje escenario de 'Vinyl', producida por Martin Scorsese y Mick Jagger.

Vídeos destacados del día

Grandes actores y magníficos personajes, de eso estaremos todos de acuerdo, pero la música es la verdadera protagonista de nuestra historia.

La banda sonora de cada capitulo es magistral, de las que nos trasporta a la década de los 70 en un abrir y cerrar de ojos. En cada episodio oiremos fragmentos de más de 30 canciones. Destacar los innumerables personajes que van apareciendo en la serie, iconos musicales como David Bowie, John Lennon o un Elvis Presley hundido por el consumo de barbitúricos.

Vinyl,  se la recomiendo, una historia fascinante que no tardarán en situarla entre sus series predilectas, porque da mucho juego........y sobre todo......da mucha música....