En el último programa de "Mujeres Hombres y Viceversa", hemos tenido varios enfrentamientos debido a la tensión que se está creando entre algunos de los participantes del programa del amor, y que están generando una cierta crispación que flota en el ambiente de plató.

En uno de los anteriores programas, Labrador ya tuvo un comportamiento un tanto desagradable con otra de sus pretendientas, poniéndola en evidencia y dejándola en ridículo delante de todos los asistentes, y delante de toda España cuando se mostraron las imágenes en plató de su cita con Thais.

En esta ocasión, en mitad de la cita, ella inclinó el cuerpo para darle un beso a Labrador y este le hizo la cobra, diciéndole que en ese momento no le apetecía para nada el besarle, y dejándola con una sensación de ridiculez que la pretendienta no ha podido olvidar, y le ha recriminado en el último programa emitido.

Por otra parte, Labrador declaró que hay días que te apetece hacer algunas cosas, y ahí otros días que por lo que sea no tienes ganas de hacerlas, y que estas cosas les pasan a todo el mundo en alguna ocasión, y no hay que darle más importancia que la que tiene.

Muchos de los seguidores, nos preguntamos si este carácter tan rebelde que le aparece en algunas ocasiones al valenciano, pueden ser debido a que sus pretendientas casi siempre están discutiendo entre ellas, y no le prestan la atención que requiere el tronista y que le lleva a pasar por momentos de enfado, siendo en esos momentos cuando hace este tipo de acciones.

Durante el último reto, que tuvo lugar este pasado viernes en el cual las pretendientas tenían que imitar los bailes de la famosa cantante Shakira, las chicas lo dieron todo en sus sensuales bailes para agradar al valenciano, pero hubo una pretendienta que es Ilhame que parece que no le agrado mucho.

Vídeos destacados del día

Labrador al verla aparecer en plató bailando, lo primero en que se fijó fue en sus pies, y más tarde al terminar el baile, le comunico a Ilhame que lo había hecho muy bien, pero que tenía los pies muy feos, burlándose y dejándola en evidencia.

Esta acción de Labrador, fue inmediatamente recriminada por Emma García, y abucheada por la mayoría del público asistente a plató.