En el capítulo 41 de Dragón Ball Súper, Zeno Sama había mencionado su deseo de realizar un nuevo torneo, el torneo de los 12 universos con los guerreros más fuertes que puedan existir luego Goku y sus amigos invocan al dios dragón y Bills deseó que el planeta tierra del universo 6 fuera reconstruido.

Pasaron los días y hacen un gran banquete donde todos son invitados también aparece el simpático Monaka que demuestra ser  humilde y no es el poderoso guerrero que todos pensaban que era, Míster Satán hizo un disfraz de Monaka para hacer publicidad pero este disfraz serviría más adelante. Bills aparece en el lugar de la fiesta y Bulma le reclama por engañar a todos, pero le explica que era para que Goku no se confiara, el dios de la destrucción del universo 7 sigue guardándole el secreto a Goku, es por eso que Trunks le aconseja usar el disfraz para hacerse pasar por Monaka y asi tener la pelea que tanto desea Goku.

Luego el dios de a destrucción del universo 7 se puso el disfraz que tenía Míster Satán para tener una pelea contra Goku, los dos empiezan una intensa pelea pero el disfraz se empieza a romper debido al poder que ejercen estos dos guerreros es por eso que tiene que interferir Vegeta para que Goku no pueda ver el engaño, el combate sigue con intensos golpes y una pelea fantástica la tercera pelea que han tenido estos dos guerreros, la primera pelea fue en el planeta de Kaio-Sama Goku había sido humillado pero no se dió por vencido y consiguió la fase dios para tener un enfrentamiento parejo.

Wiss se da cuenta de que debe parar el enfrentamiento, era una pelea muy intensa y podía causar caos en la tierra como la última vez que se enfrentaron, después Yamcha menciona que Monaka se desmayó de la emoción esto provocó la ira del dios de la destrucción pues Goku ya se había dado cuenta de lo que estaba pasando, pero él pensó que era una técnica del gran Monaka.

Bills se calmó, todos quedaron satisfechos por los sucesos y al final empezaron a disfrutar del gran banquete.