Mes y medio después de comenzar la aventura en Supervivientes 2016, Miriam Saavedra, una de las grandes revelaciones de la presente edición en el reality show de Telecinco, está a punto de vivir el mejor momento posible entre tantísima soledad, la visita de su novio, el presentador Carlos Lozano.

Durante la gala de este 26 de mayo, la productora le ha preparado un escenario idílico para el reencuentro en el que el tanto el subcampeón de GH VIP 4 como la peruana puedan tener un rato de intimidad, conversación, confesión, y lo que surja, siendo esto último lo que más interesa a la dirección del reality... y por supuesto a la audiencia.

Pues bien, vayan preparándose porque la que está montada no es pequeña. Ya que a diferencia de otras visitas con un carácter mucho más express, en este caso la visita será algo más larga ya que Carlos Lozano tendrá la oportunidad de pasar la noche junto a su chica en un lugar apartado de sus compañeros y en el que no les seguirá un cámara, si bien el equipo tendrá completamente bajo control todo lo que suceda en este 'reservado'.

Y es que si bien no les seguirá una cámara, si que está previsto que haya una cámara fija apuntando en dirección de donde ambos compartirán lecho y, por supuesto, y que ha sido una condición innegociable para que ambos pueda disfrutar de este momento de calidez corporal, habrá audio abierto para que nos enteremos de todos los pequeños detalles que puedan ocurrir en el que se espera sea el momento más caliente de esta cuarta edición de Supervivientes en España.

Con seis semanas a pan y agua, parece que Carlos Lozano es el que más ganas lleva de los dos de aliviarse de una vez por todas, ya que aseguran los ex concursantes de SV que el hambre, el calor y el estrés que supone la vida que se lleva en el reality hace las veces de inhibidor de los deseos más animales del ser humano.

Vídeos destacados del día

Sea como fuere, cabe recordar que Chabelita y su pareja ya tuvieron un momento similar a este durante la pasada edición y del que nos enteramos de todo. Habrá que estar atentos.