Mila Ximénez era, sin lugar a dudas, el gran fichaje estrella de la nueva edición de Supervivientes 2016. La colaboradora se convertía en la gran apuesta de Mediaset y en la mejor pagada del reality, con un caché de 30.000 euros semanales. Hasta que llegó Dulce. La niñera de Isa Pantoja firmó su contrato más tarde que el resto de sus compañeros de aventura. Ahora, hemos conocido el por qué, así como las polémicas cláusulas del escrito que la convierten en la mejor pagada, por delante de Mila, con un caché de 35.000 euros semanales a cambio de algo muy concreto. ¡Sigue leyendo para descubrir todos los detalles del contrato de Dulce con la productora de Supervivientes!

La productora del reality de supervivencia y Dulce llegaron a un acuerdo económico, que suponía la aceptación de 35.000 euros por cada semana que la niñera aguantara en el reality a cambio de ir soltando, de manera prolongada y con cuentagotas, grandes bombas que pusieran en jaque a la familia Pantoja y poder seguir nutriendo los programas de la cadena gracias a las confesiones de la niñera en la isla.

De esta forma, Dulce estaría cobrando por adelantado todo lo que sus palabras puedan generar (portadas de revistas, programas de Televisión, etc). De esta forma, la concursante se aseguraría su permanencia en la isla y la cadena, seguir contando con estas declaraciones bomba de la que un día fue la mano derecha de Isabel Pantoja en Cantora.

Ahora entendemos por qué razón Dulce, preguntada sobre si Julián Muñoz había filtreado con ella, la niñera contestó a sus compañeros que eso lo contaría "a su debido tiempo". Dulce estaría reservándose las grandes bombas para ir contándolas cuando el reality esté más avanzado y, de esta forma, poder ir salvándose de las distintas nominaciones. Además, la superviviente ya tendría apalabrada una entrevista en exclusiva nada más salga del reality. Un negocio redondo que, tanto a concursante como a cadena televisiva, estaría beneficiando.

Vídeos destacados del día

La superviviencia, en este caso, vuelve a quedar en un segundo plano.