¡Revolución en Honduras! Este podría ser el nuevo título de Supervivientes 2016 ateniéndonos a las últimas horas después de ver cómo varios de los participantes de esta cuarta edición han cargado duramente contra la dirección del reality de Telecinco "por no estar a la altura" de las circunstancias.

Todo comenzó de la mano de la indisposición de Suso, aquejado de una gastritis y cuya reacción por parte del equipo de campo de SV 2016 fue lenta y poco acorde a la altura de las dolencias del ex de GH 16, tardando en atenderle más de lo deseable para evitar que las dolencias y su estado empeoraran.

Anuncios

Ya después llegó el caso de Antonio Tejado, quien como saben ha tenido que ser apartado del concurso durante al menos una semana, aquejado de una ciática que parece no se quisieron creer los médicos y los responsables del concurso de tele realidad en los Cayos, tal y como se pudo entrever en las declaraciones realizadas en el plató en las que no dudaron calificar de "flojo" y de "exagerar" su estado de salud en relación al ex de Chayo Mohedano.

Una situación de falta de atención que no sólo ha sido criticada por Suso o por Antonio, sino también por parte de otros concursantes como Carla, quien calificó de "muy fuerte", que a pesar de los síntomas de deshidratación y vómitos los médicos de la productora no estuvieran tomando cartas en el asunto, deslizando que estos estaban más interesados en conseguir buenas imágenes de cómo empeoraba, que no de ayudarle.

Por otro lado Jorge, en esa misma línea, no dudó en criticar la falta de un médico presente más cerca de ellos para tratar de paliar cualquier desgracia que pueda suceder y requiera de unos primeros auxilios, una exploración rápida y una intervención inmediata, dejando a los concursantes a su devenir en caso de fatalidad.

Como ven, la relación entre la organización y los supervivientes está más tensa que nunca y, de volverse a repetir una falta de atención estos no descartan amotinarse hasta que se solucione, o incluso salir del programa. ¡Motín abordo!