Una vez más, el elenco del reality show “Supervivientes 2016” vuelve a estar en el ojo del huracán y es que al parecer, las cosas en el plató se han puesto mucho más difíciles que los retos que transmiten por televisión. Esta vez, quien tuvo que pasar las de Caín fue Antonio Tejado, quien por una semana estuvo sufriendo a causa de una severa gastritis por la que estuvo en observación.

Eso sí, Suso se niega rotundamente a abandonar el programa.

No obstante, la alarmante deshidratación que sufrió en conjunto a sus vómitos y malestares tuvieron muy preocupados a sus compañeros, quienes ahora están muy enojados con la producción por no haber atendido al participante a tiempo.

Las protestas que más se hicieron notar fueron las de Carla, quien logró dar en el clavo al diagnosticar la gastritis de Suso.

“Esto es muy fuerte, os lo tenéis que llevar. Soy médico”, fue lo que ella decía, indignadísima por la deficiente atención del protocolo de atención médica para complicaciones menores, que el staff tiene para casos de emergencia.

Mientras Suso pedía que no transmitieran las imágenes de sus dolencias, para no alarmar a su familia, la concursante comentó que obviamente no se atreverían a emitirlas, pues “se les caería el pelo” con tal incidente.

A pesar de todo, Suso ha sido atendido y ha confirmado que se encuentra mejor de salud, además de ofrecer una disculpa por pensar que no estaban recibiendo suficiente vigilancia por parte del staff.

Por otra parte, el juego de recompensa semanal dio mucho de que hablar entre los participantes del Laguna Cacao. En esta ocasión, los equipos tuvieron que competir por unos jugosos pollos a la brasa que estaban ensartados en palos de limbo, y los cuales debían ir agarrando con la boca a mordiscos para depositarlos en bandejas.

Vídeos destacados del día

El equipo de Mila Ximenéz se llevó la victoria esta vez y tanto ella como sus compañeros, pudieron disfrutar de un buen almuerzo.

¿Y quiénes son los nominados en “Supervivientes 2016” esta semana? Lara Álvarez reveló los nombre de los cuatro desafortunados: Yola Berrocal, Míriam Saavendra, Víctor Sandoval y Dulce están en la cuerda floja.