Amanda, una de las concursantes más carismáticas y queridas de la pasada edición de Gran Hermano, protagoniza la nueva portada de la revista Interviú, a partir de hoy en los kioskos. Además de presumir de espectaculares curvas y de un cuerpo envidiable, la 'Diva' de Gran Hermano 16 aprovecha su entrevista para contar lo que, hasta ahora, no había contado sobre el reality y sobre sus compañeros. Unas declaraciones que no han dejado a nadie indiferentes, ni siquiera a los que figuran en sus declaraciones. ¿Quieres saber cómo ha sido el primer posado de Amanda en la revista Interviú y qué ha dicho en su entrevista? ¡Sigue leyendo porque te va a sorprender!

Según Amanda, Gran Hermano 16 tuvo a la ganadora más injusta que se recuerde en un reality.

Es decir, a Sofía Suescun. "Sofía es una persona que ha estado durante todo el concurso quejándose y con cara de asco, victimizándose…, no me creo nada de ella", asegura la malagueña sobre su compañera de edición y ganadora. No contenta con eso, Amanda arremete también contra Iván Madrazo, ganador de Gran Hermano 10 que ahora presenta el programa radiofónico La noche pirata, donde han sido muy críticos con Amanda. "Uno que se cree guapo y va de modelo ganó GH10", dice Amanda.

Amanda, además de recordar así de cariñosa a la ganadora de Gran Hermano 16, también cuenta cómo fue su pasó por el reality y qué cosas han cambiado de su vida tras su participación en el concurso de convivencia. "GH me hizo conocer a personas que aún tengo fuera, me llevo a todos menos a tres (Sofía, Maite y Marta). Lo peor fue un poco lo mismo, la decepción con algunas personas".

Vídeos destacados del día

Sobre su relación sentimental, que terminó nada más salir de la casa, asegura que "fui dejada por Whatsapp. Me dejó él después de 4 años de relación. Muy triste". Aún así, confiesa que ahora tienen buena relación aunque su ex tenga novia nueva. "Creo que está arrepentido", confiesa. Sus planes de futuro, según cuenta la protagonista, son aprovechar el tirón mediático y lanzar un tema musical. ¿Estamos ante la nueva Ylenia?