Sabíamos que Jenny no era lo que parecía y que en realidad el ir a pretender a Labrador, un chico que no le gustaba, no era más que el intento desesperado de obtener un trono largo y no el proyecto inacabado del pasado verano de donde salió de la mano de Hugo a quién ahora dice no soportar.

Todo en ella es planificación y no deja nada al azar. Sus cambios de humor, sus pataletas, todo eso formaba parte de un plan y ayer lo dejó muy claro en cuanto Emma García tiró un poco de los hilos. En su despedida como pretendienta de Labrador, se mostró como un mujer agobiada (eso decía) que ni siquiera sabía explicarse, pero eso sí, se dedicó a esparcir estiércol al resto de pretendientas, no solo sin aportar pruebas es que además tuvo la desfachatez de decir que sabía que no era verdad lo que decía pero que ahí quedaba eso.

Vimos desde hace mucho que su objetivo era el trono y que en cuanto se lo ofrecieran se iba a abrazar a él no habiendo nadie que pudiese apartarla. No fue sincera con Labrador y además ayer estaba muy dolida por la imitación que él hizo de sus llantos y las risas que sucedieron en plató. A pesar de mostrarse melancólica y decir que estaba nerviosa pero relajada, algo digno de estudio médico por lo menos, no dudó en atizarle un ¡Zasca! a Labrador diciéndole: 'Pensando en mí, elijo el trono'.

La cara del valenciano era un poema, sobre todo porque se habían pasado aplicándole un brillo de labios rosa que le daba un aspecto extraño. Bajó las escaleras en plan chulesco y las volvió a subir con la cabeza agachada para sentarse junto a Emma y no perder punto de los pretendientes de Jenny. ¡Dignidad, ante todo dignidad!

Emma lo hizo sentarse a su lado mientras Sofía lloraba desconsolada viendo que Jenny iba a compartir Tritrono y no solo eso, sino que además le aconsejaba que no se marchase del trono con Hugo, que él la dejó para volver al programa.

Vídeos destacados del día

Por supuesto él la desmintió asegurando que fue al revés. No hay duda de que a estos dos: Jenny y Hugo es difícil alejarlos de los focos, el dinero fácil y la fama.