El cambio de productora que se vivió en Mujeres y Hombres y Viceversa hace ahora casi un año sigue teniendo consecuencias. Además de una nueva estrategia a la hora de configurar los tronos masculino y femenino, y de verano, la dirección del dating show de Telecinco ha decidido establecer la 'tolerancia cero' contra los escarceos de sus protagonistas.

De esta forma, y a partir de ahora, en contraposición de lo que había venido sucediendo en los últimos tiempos, aquellos tronistas y pretendientes que tengan la osadía de incumplir el contrato por el que perciben sus ingresos principales que les permiten vivir y pagar sus facturas, serán expulsados inmediatamente del programa y por lo tanto romperán en ese mismo momento la vinculación contractual que les une a la productora.

Una medida que venía siendo reclamada desde hace tiempo desde los seguidores de MYHYV que han visto como casi en todos los tronos ha habido confidencias y pruebas de que un tronista o algún pretendiente aprovechaba la confusión de la noche para tener alguna historia con algún 'externo' al programa de citas de Mediaset, alterando de esta forma el correcto devenir de este espacio televisivo.

En cuanto a la forma de comprobar si ha existido o no esa 'saltada' de normas, como es evidente el programa no atenderá a rumores ni a confidencias sin pruebas que no puedan garantizar la veracidad de las acusaciones. No obstante, en el caso de que las acusaciones de que se está incumpliendo lo estipulado van acompañadas de documentos o pruebas a las que se les pueda otorgar veracidad, la decisión será implacable, si bien se les permitirá a los protagonistas ofrecer su versión en plató, antes de invitarles amablemente a no volver a pisarlo.

En este sentido ya hemos tenido ejemplos últimamente de este cambio de actitud de MYHYV como fue el caso de Alba Casillas primero y ahora de Hugo Paz y de Sofía, cuya historia podrá seguir adelante, en el caso de que así lo decidan ellos, pero fuera del programa tras separar a ambos y anunciar el final del trono de la navarra.