El tronista más veterano de todos los que se encuentran buscando pareja en la actualidad en Mujeres y Hombres y Viceversa encara ya la recta final de su trono después de varios meses de citas, aciertos, desencuentros y todo tipo de experiencias que, tal y como él reconoce, "le han ayudado a madurar", y a "conocerse mejor".

A día de hoy, y tal y como hemos estado viendo en los últimos capítulos, no es ninguna sorpresa que el que fuera participante de Gandía Shore y concursante de la pasada edición de Supervivientes, tiene una favorita entre todas las pretendientas y esta no es otra que Thais, a quien ya se lo ha comunicado de manera oficial y en las últimas grabaciones.

Anuncios

Una tronista que ha conseguido adelantar por la derecha a Ana la Veterana y al resto de sus compañeras y que todavía confía en sacar el lado más tierno del tronista más malote de los últimos tiempos en el dating show de Telecinco que sigue liderando la audiencia en los mediodías de la televisión española.

Sin embargo, Thais sabe que con eso no es suficiente, porque ahora mismo Labrador no está "al 100% convencido" de que ninguna de sus pretendientas pueda ser la chica con la que comenzar una relación lo que le llevaría a, si tuviera que tomar una decisión en el día de hoy, a marcharse solo.

Es precisamente esta la idea que tiene Labrador de cara a un posible final de su trono si finalmente parece que el programa le pide que se dé un poco de brío con sus citas, la de marcharse tal y como llegó, ya que, si bien ha congeniado con muchas chicas, con las que podría llegar a enrollarse y tener noches de pasión con ellas, no ha llegado a saltar la chispa necesaria como para apostar por ninguna de ellas.

Unas declaraciones que no han sentado y sentarán peor aún en los próximos días cuando se reafirme en este asunto, salvo que una cita capaz de calarle y que nadie espera le toque el corazón, o salvo que una entrada triunfal se produzca entre sus pretendientas en las próximas jornadas provocando en él lo que el resto de candidatas no han sabido.