Por segunda temporada la actriz Jessica Lange anuncia que renuncia a participar en la serie American Horror Story " Estuve cuatro años en American Horror Story, y en cada uno tuve un personaje fantástico. Todo cambiaba de un año a otro, lo que lo hacía muy interesante para mí. Pero no, creo que a veces tienes que llegar al final de las cosas, es lógico", son sus declaraciones según Cinemablend en una entrevista para el programa de Charlie Rose. Sin embargo, el creador de la serie Ryan Murphy le deja las puertas abiertas para que pueda regresar  en un futuro.

Durante cuatro temporadas Jessica Lange participó en la serie interpretando a diferentes personajes a cada cual más interesante, Constance Langdon en 'Murder House', la monja Jude en 'Asylum', Fiona Goode en "Coven' y a Elsa Mars en 'Freak Show', todas interpretaciones que recibieron muchas alabanzas y nominaciones a los Globos de Oro y a los Emmy, a la vez que el reconocimiento de la crítica y sobre todo de los telespectadores que demandaban su vuelta a la serie.

La causa de la renuncia está en el reciente anuncio de su participación, junto a la actriz Susan Sarandon, en una nueva serie histórica titulada, Feud, curiosamente del mismo creador que American Horror Story y que analizará en cada temporada un conflicto entre famosos. La primera historia versará sobre la mala relación de  Joan Crawford y Bette Davis durante el rodaje de ¿Qué fue de Baby Jane? del año 1962.

La que sí volverá a la serie es Lady Gaga tras haber conseguido ser nominada al Oscar repetirá una temporada más, y lo hará acompañada de Sarah Paulson y Angela Bassett, además se ha confirmado la participación de Emma Roberts.

Eso sí Ryan Murphy, ha tenido mucho cuidado para mantener a sus fans en vilo evitando desvelar muchos detalles sobre la trama de la sexta temporada, manifestando que lo que si le gustaría es que contara con niños y también que podría volver cualquiera de los personajes que hemos visto en las temporadas pasadas.

Vídeos destacados del día

Sin embargo hasta el otoño el suspense está servido.