El segundo capítulo de la sexta temporada de ‘Juego de Tronos’, titulado ‘Home’ nos trajo la presentación oficial de uno de los personajes más misteriosos de la serie de HBO, Lyanna Stark. Gracias al Cuervo de Tres Ojos, Bran es capaz de viajar a la Invernalia de antes y allí es testigo de uno de los entrenamientos de su padre Eddard y de su tío Benjen con espadas de madera. Pero la escena se detiene el momento en el que Lyanna hace su aparición a lomos de un caballo.

Los dos hermanos bajan las espadas y Ned le pide a su hermana que no presuma tanto de sus dotes hípicas, mientras que ella le pregunta a Benjen que con quién entrenará una vez que Eddard se vaya al Nido de Águilas.

En ese momento  se produce otro gran descubrimiento, ya que vemos a un joven Hodor, que habla y que se hace llamar Willys, al que Lyanna señala como sparring de su hermano pequeño. En ese momento aparece la vieja Tata y se lleva al chico, argumentando que ese no es su lugar. Mucho se está hablando de esa escena y de qué le ocurrió al mozo de cuadras para terminar pronunciando siempre su célebre nombre. Una filtración de la trama asegura que fue Robert Baratheon el que causó una lesión irreversible a Hodor, después de que éste insinuara que Lyanna estaba enamorada de Rhaegar Targaryen y no de él.

Pero, ¿por qué es tan importante Lyanna? La joven Stark es una de las piezas angulares de la historia de ‘Canción de Hielo y Fuego’ y el desencadenante de la mayoría de acontecimientos que han motivado esta historia.

Vídeos destacados del día

Recordemos que en el Torneo de Harrenhal, el príncipe Rhaegar la nombra reina del amor y la belleza y le regala una rosa, menospreciando a su esposa Ellia Martell, también presente en el acto. Instantes después Lyanna, que estaba  prometida con Robert Baratheon, es supuestamente secuestrada por el príncipe Targaryen, dando comienzo a la rebelión de Robert.

Semanas después, Ned encuentra a su hermana en la Torre de la Alegría, donde “en su lecho de sangre y rosas” le pide que le guarde una promesa (“Prométemelo, Ned”) instantes antes de fallecer. Esa importante promesa no era otra que la de cuidar y proteger al bebé al que acababa de dar a luz. Ese bebé es Jon Nieve, al que el honorable Eddard Stark hará pasar por su hijo bastardo para protegerlo de su gran amigo Robert, que tras la desaparición de su amada había prometido matar a cualquier Targaryen que se cruzara en su camino. Ned no le contará la verdad sobre el niño a nadie; ni siquiera a Catelyn, su mujer, que jamás tratará a Jon como a un hijo y le profesará un profundo desprecio.

El flashback de la Torre de la Alegría es una de las escenas más esperadas de la sexta temporada de ‘Juego de Tronos’ y en el próximo capítulo, ‘Oathkeeper’, podremos ver qué ocurrió realmente en este transcendental punto de la historia de ‘Canción de Hielo y Fuego’.  Cojan un buen sitio en el sitio en el sofá y a disfrutar.