Tienes a Saturno en cuadratura con tu casa IV y eso puede hacer que estés de malhumor y que te muestres intransigente y no dejes pasar ni una a nadie de tu entorno. Las tensiones familiares estarán a la orden del día. Si tienes hijos adolescentes procura no tensar demasiado la cuerda, o el vacío se instalará definitivamente en vuestra relación.

Por suerte tienes a Júpiter en tu signo y tu círculo de amigos estará atento para rodearte con su calidez, te lloverán las llamadas y se sucederán los encuentros. Escucha sus consejos y procura relajarte. Recuerda que: ‘Más vale amigos en la plaza que dineros en el arca’.

Lo mejor será tu salud, estarás en plena forma aunque si en las últimas semanas has tenido una actividad desenfrenada puede que te sientas algo cansado.

Quita el pie del acelerador y busca momentos de relax. Las tisanas de hierbas pueden ayudarte.

Amor y seducción: predicciones para Junio

No será fácil la convivencia contigo este mes con Neptuno en oposición en tu casa VII, tendrás dudas y te sentirás angustiado muchas veces sin ningún motivo. Habla calmadamente con tu pareja y no insistas en mirarte siempre el ombligo, sal de tu caparazón y escucha sus necesidades y sentimientos.

Si estás soltero tienes muchas posibilidades de conocer alguien dentro de tu círculo de negocios o laboral, aunque no será en la primera quincena de Junio. A partir del 18 tienes a Venus a tu lado y a Plutón en la casa V y es entonces cuando puede producirse ese encuentro que también podría hacer revivir una amistad y que esta se transformase en algo más.

Trabajo y dinero: predicciones para Junio

Tienes mal aspectados a Mercurio a partir del día 13 y al Sol y Venus durante la primera quincena, todos en tu casa X, así que mucho cuidado con esa falta de motivación que puede llevarte a descuidar tu trabajo o tus obligaciones financieras.

Vídeos destacados del día

Tendrás la impresión de nadar contra corriente. No te dejes llevar por promesas que te harán a la ligera sin una base real.

Haz una pausa este mes en todo lo referente a compras o a inversiones y espera a un mejor momento. Nada mejor que la prudencia cuando las cosas están en el aire.