Desde que hace unas semanas se lanzase el hastag #unanoviaparaElsa, ha habido todo tipo de reacciones, algunas a favor de que el personaje protagonista de Forzen pudiera enamorarse de otro personaje de su mismo sexo en la segunda parte de la famosa película infantil, y otras completamente en contra, como es el caso de la organización HazteOír, que ha lanzado una campaña de recogida de firmas destinadas a impedir que Elsa sea homosexual o tenga una posible relación lésbica; La campaña ya ha recogido más de 20.000 firmas.

¿Pero porqué se hizo ese hastag?

Al parecer, la película Frozen rompía con los estándares típicos del género al tener como protagonista a una reina con superpoderes congeladores que no tenía a ningún hombre a su lado y que, por lo que se ve, tampoco muestra demasiado interés en tenerlo. Es por eso que varios fans de la película querían que Elsa tuviera un romance con otra chica en la segunda parte de la película.

"Estos grupos pretenden imponer un modelo social y cultural en el que cada uno elija su género.

Esta estrategia necesita lanzar sus mensajes a los Niños para que asuman 'nuevos modelos' de familia y se sometan a la nueva ideología totalitaria de género. Estamos ante una ofensiva global contra la familia", dice en su web la organización conservadora que ha lanzado la campaña, explicando, además, que todo se debe a "las exigencias del lobby gay" por hacer que los niños vean normal las relaciones homosexuales u otra clase de familias que no tengan que ver con el modelo tradicional actual.

Pese a que la asociación HazteOír asegure que su campaña está siendo todo un éxito, más bien es todo lo contrario, ya que no son pocos los colectivos homosexuales y no homosexuales, que se muestran de lo más indignados con semejante campaña claramente homófoba. Deberían decir la verdad; que no les hace gracia que un personaje de una película de dibujos pudiera influenciar a las generaciones de niños y niñas, sobre todo niñas, a que pudieran o bien volverse lesbianas o no tener miedo de los sentimientos reales que pudieran tener de más mayores por otra persona de su mismo sexo.

Ni ataque a la familia tradicional ni nada de eso; esto es homofóbia y represión de las libertades humanas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!