Tras el estreno del capítulo 41 de Dragon Ball Super, muchos se han estado preguntando qué es lo que sucedería en la próxima entrega de la serie. Efectivamente, el torneo universal ya ha terminado con un victorioso universo siete. El paso del rey de los 12 universos ha sido realmente demasiado breve. Sin embargo, nadie se imaginaría que la trama daría un giro inesperado tras el deseo de Bills ante Zarama, el legendario dragón de las super esferas.

Al parecer, Bills ha pedido la creación de un nuevo planeta tierra para el universo seis como muestra de afecto para su hermano Champa. Esto inmediatamente nos lleva a pensar en una posible nueva trama, que probablemente sea relleno, gire en torno a los personajes de la tierra del universo seis.

En primera instancia, vemos a Monaka luchando a la par contra Gokú. Claro, lo que estarás pensando ahora mismo es cómo podría ser posible que este sujeto pelee al mismo ritmo que el saiyajin del universo siete. La primera explicación estaría en que este monaka tiene un tamaño mediano, por lo que podríamos deducir de que es alguien disfrazado con la fuerza suficiente para luchar contra kakaroto. Escenas más adelante vemos que el aura que expulsa es de color morado al igual que el de un dios destructor, por lo que podríamos deducir que realmente se trataría de Bills, además de que Son Gokú desea saber el verdadero poder de Monaka, mientras que Bills desea saber qué tan fuerte es ahora su discípulo. Otro claro ejemplo es que Monaca tiene los labios azules, cuando realmente son rosados.

El Capítulo 42 se estrenará este próximo sábado y lleva por título: "Celebración momentánea por la victoria del universo siete. Por fin se da el enfrentamiento de Monaka contra Son Goku".

La sinopsis es la siguiente: "Terribles problemas durante la celebración por el gran triunfo.

Vídeos destacados del día

Gokú y los guerreros Z se encuentran en la corporación capsula festejando. Sin embargo, en ese preciso momento, por fin se ha de revelar que el guerrero más fuerte del universo siete, es decir, Monaka, es en realidad un simple y sencillo debilucho".