El capítulo cuarenta y cuatro de Dragón Ball Súper, fue un capítulo más de relleno, pero con un guiño hacia donde nos intenta llevar Akira Toriyama. Es decir que lo que pudimos ver ayer de este capítulo, hace referencia a las aventuras que se aproximan, el enemigo que se nos mostró el día sábado en el planeta Potof, no parecía ser un inconveniente para nuestros guerreros. Aunque a decir verdad, este planeta escondía un secreto un tanto desconocido e inesperado para nuestros amigos ¡La supuesta “Súper Agua”! Ahora, es muy curioso que el protector “por llamarlo de alguna manera”, un tal Potaju, Un ser muy débil y sin coraje para enfrentarse a enemigos, pues no tan peligrosos como se esperaba, estuviera a cargo de proteger este planeta y el objeto que les permitía llegar a los villanos hasta la súper agua.

Pues aquí es donde se pone interesante la trama de este capítulo, ya que trunks y goten no pudieron hacer nada al respecto al ver a monaka secuestrado durante un desmayo que tuvo el pobre y así evitar que los malvados se apoderaran del objeto y de la súper agua; ya que como se nos mostró en el capítulo, Potaju el ser del planeta Potof, sin darse cuenta, lo había extraviado cuando lo tenía colgado en su cuello.

Estos villanos al absorber la súper agua, persiguen a Goten y aTrunks de la cueva donde se encontraban mostrando una diferencia notoria en su aspecto pero que aun así no lucían un problema para ellos dos. Luego aparece Vegetta acompañado de Jaco, el patrullero galáctico.

El príncipe no usó prácticamente nada de Ki para acabar con estos tipos, con unos golpes típicos de Vegetta, los desintegro a todos convirtiéndolos en una especie de líquido gelatinoso.

Lo más loco de todo esto y que nos sorprendió de estos tipos, es que se volvían a regenerar y esos no es todo, se apoderaron del cuerpo de vegetta así como lo hacía majin boo cuando absorbía a nuestros guerreros como una especie de goma de color morado que cubría todo y sin posibilidad de escape. Estos tipos no era nada de fuerte pero tenían la habilidad de copiar la forma de vegetta hasta inclusive apoderarse de toda su fuerza, a tal punto de dejarlo totalmente sin energía y débil sin posibilidades de moverse ni pelear.

En el avance del próximo capítulo veremos a Goku pelear con este clon de Vegetta. Aquí es donde volvemos a ver a vegetta nuevamente inferior a kakatoto, por desprevenido y confianzudo. Estos sujetos son muy parecidos a los personajes oscuros que vimos en el videojuego dragón ball xenoverse cuando estaban poseídos por Mira.

Esto es un indicio del nuevo arco argumental que veremos en Dragón Ball Súper, es loco imaginar que xenoverse 2 estaría relacionado con el anime.

Pero a decir verdad, son muchas las teorías que fueron surgiendo con respecto al capítulo cuarenta y cuatro, como por ejemplo que a causas de las habilidades de absorber fuerzas y características que poseen estos individuos Goku haya sido una víctima más y su gran poder sería manipulado por estos seres y que tal vez esta batalla nos lleve a varios capítulos, hasta diría que esto sería el principio de las consecuencias para el futuro del Trunks de la misma línea de tiempo original que veremos más adelante.

Qué opinan amigos ¿Sería este el verdadero problema que veremos en la saga de Trunks?, o es simplemente un relleno que no tendría nada que ver con lo que veremos en el nuevo arco argumental.

Sigue la página Series
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!