Un juzgado de Alcobendas ha condenado a Reporter Mic SL, la empresa editora del diario Estrella Digital, por haber difundido unas imágenes de Leo Bardem Cruz, el hijo los actores Javier Bardem y Penélope Cruz, sin la autorización de los padres. La sentencia, que se puede recurrir, condena al diario digital por "intromisión ilegítima en los derechos fundamentales de la intimidad y la propia imagen" y obliga a pagar 20.000 euros de indemnización al menor.

El representante de Penélope Cruz ha explicado a través de un comunicado que la sentencia hace referencia a dos reportajes publicados en diciembre de 2014 titulados "Javier Bardem juega con su hijo" y "Javier Bardem se lleva a su hijo al chino".

Ambos artículos iban acompañados de fotografías del actor con su hijo. La sentencia establece que la cara de Leo Bardem estaba "ligeramente pixelada" en la zona de los ojos pero que era "perfectamente reconocible". Además, en uno de los reportajes se facilitaba información sobre una comida familiar a la que asistieron los actores con su hijo. Por todo ello, el juzgado considera que "el reportaje y la información publicada a través de la página web carecen de importancia y relevancia para el público y la sociedad en general". Asimismo, la sentencia asegura que los reportajes "no tienen ningún valor informativo más allá de satisfacer la curiosidad de la gente" y destaca que "no hay interés" a publicar imágenes de Leo y Javier Bardem comprando en una tienda de alimentación.

Férreos defensores de la intimidad

La pareja de actores sale vencedora de esta batalla, pero todavía les quedan luchas pendientes para preservar la intimidad de sus hijos Leo y Luna.

Vídeos destacados del día

Los intérpretes, que siempre han defendido a capa y espada su privacidad, mantienen otros pleitos contra varios medios de comunicación.De hecho, esta no es la primera demanda que ganan. En enero otro juzgado les dio la razón y condenó a la revista Lecturas por publicar imágenes de Leo Bardem en las que, según la sentencia, se le podía reconocer perfectamente. En aquella ocasión, el juzgado tuvo en cuenta el hecho de que tanto Penélope Cruz como Javier Bardem siempre han procurado vivir alejados de los medios de comunicación interesados ​​en su vida personal.