Durante la tarde de ayer en Sálvame estuvieron cebando con el estilo canalla que les caracteriza, que Jon Aramendi le iba a dar a Carlos Lozano en directo un ‘bombazo’ que tal vez hiciera que el presentador se arrepintiese de su paso por GH VIP 4.

Los integrantes de la ‘Resistencia Carlista’ en las redes empezaron a temerse lo peor: que Mónica Hoyos, la madre de su hija, hubiese entrado en brote de nuevo y desenterrando tal y como hizo en el Deluxe del viernes pasado más telarañas de ese pasado juntos del que se niega a salir, empecinada como está en ser la piedrecilla molesta en el zapato del presentador o la mosca cojonera, según se mire.

Incluso a Carlos Lozano, cuando por fin decidieron casi al final del aquelarre a que someten a los telespectadores cada tarde dar el ´bombazo’, se le vio por momentos algo nervioso. Sabe que los ‘salvemitas’ van a por él desde el momento en que su cara sonriente asomó de nuevo a las pantallas en su presentación como participante de GH VIP 4.

Especialmente ‘las del visillo’ a lo suyo que es intentar descalificarlo ante la audiencia y ese colaborador con sentencia en firme por apropiación indebida llamado Kiko Hernández.

La inquina de este ser hacia Carlos es del tamaño de un rascacielos, probablemente porque el presentador es lo que él no será nunca por más que lo intente y eso hay personajillos que no lo perdonan.

Carlos le dio las gracias a Jon Aramendi por haberse puesto al lado del ‘Batallón’ y de la ‘Resistencia’ carlista y este procedió a entregarle un gran sobre que en su interior contenía la invitación para que el presentador apadrinara la próxima ‘Sálvame Fashion Week’.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Y de nuevo lo vimos emocionarse, dar las gracias y naturalmente aceptar.

Hernández tuvo que tragarse dos nuevos sapos, primero cuando mediante imágenes recordaron que en la década de los noventa Carlos Lozano fue el referente español por antonomasia en el mundo de las pasarelas de moda y luego cuando con mucha socarronería Carlos mirando a cámara le dijo algo así como que tenían que hablar para luego con una gran carcajada decirle: ‘¡Es broma!’ No enfocaron la cara de Hernández ¡Lástima!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más