Anuncios
Anuncios

La censura sigue estando presente en muchos países, debido a las imposiciones de doctrinas de corte ideológico, social, moral, religioso, etc. Un nuevo ejemplo de ello, lo tenemos en Israel, país judío por excelencia, donde sin embargo al igual que ocurre con sus vecinos árabes, existen también trabas a la expresión de las diversas facetas de la mujer. Como ha sido en el caso del reciente spot de moda de verano, donde la modelo Bar Refaeli que es una celebridad e icono entre los más jóvenes, patrocina desde hace ya unos años una marca de ropa destinada a ese segmento de público.

Anuncios

En su nuevo y último trabajo publicitario, la modelo daba a conocer las propuestas de bikinis de la firma para la próxima temporada estival. En un spot de corte desenfadado, y aires frescos, lucía su excelente figura. Pero por lo visto, lo que aquí sería un anuncio más de moda, las autoridades israelíes han visto con malos ojos unos planos cortos, donde la modelo sugería que estaba desnuda, al ponerse la parte inferior de un bikini, parapetada tras la puerta abierta de un coche. Además de algunos otros planos donde mostraba su trasero de forma un tanto exhibicionista, según el punto de vista de los censores.

En un país tan ultraortodoxo como es Israel, esto no ha sentado nada bien, y han prohibido la emisión en Televisión del citado spot en horario de máxima difusión, que era para lo que estaba destinado. No obstante, los regidores de las dos cadenas de propiedad privada que allí emiten, si han permitido su posible difusión pasadas las 22 horas, una vez eso si, que las escenas objeto de censura fueran eliminadas del mismo.

La que fuera ex novia del oscarizado actor Leonador DiCaprio, y que estaba embarazada de 3 meses cuando se rodó el anuncio, del que es su actual marido, el empresario israelí Adi Ezra, ve como con este episodio, son ya dos de sus trabajos que han sufrido el veto de las autoridades televisivas, por consideraciones de orden moral.

Anuncios
Vídeos destacados del día

Pero ello no imposibilitará que el spot sea visto, ya que es perfectamente accesible por internet. Y de hecho, este efecto censor ha ocasionado, como ocurre en estos casos, un mayor interés por ver a la modelo en este sugerente anuncio. Desde la firma de ropa se han defendido, y han declarado que bajo ningún concepto hubo ninguna intención de ocasionar ofensa alguna a nadie, y que el spot responde a un estilo veraniego, joven y divertido.