Con cada capítulo que pasa las cosas no siempre van a mejor, un claro ejemplo de esto son nuestros protagonistas Tony Spina y Flavia Medina, entre los que parece que hay bastante tensión desde el último capítulo en el que pudimos ver cómo la argentina le decía sin pelos en la lengua a Tony que hasta allí habían llegado. No tiene pinta de que se vaya a arreglar fácilmente su historia de amor, pero aún no sabemos cómo va a terminar esto, así que no podemos adelantar acontecimientos.

Algo que sí que pudo servir de ayuda, al menos con algunos de los concursantes, fue una nueva actividad que realizaron los concursantes y protagonistas de ¿Volverías con tu ex? en la cual tenían que vestirse de época y en la que los hombres del Reality debían declararse a sus respectivas parejas introduciendo en el diálogo alguna que otra frase divertida, de esa manera algunos consiguieron sacarles sonrisas a las chicas.

Sin embargo, siempre hay excepciones.

A la joven princesa Aylén no se la veía muy convencida ni con el tipo de declaración por parte de su pareja Marco Ferri ni con el tipo de bromas que este le había dicho durante su conversación.

Por otro lado, tenemos a Mónica Soto, quien todavía no ha decidido con quien quedarse, ¿volverá con Óscar Garcés, o seguirá adelante con el español? Ella le ha confesado a su ex que todavía siente algo por él pero que también se siente atraída por Pascual Fernández.

Lo más interesante llegó cuando Vanessa Daroch, una mujer capaz de echar las cartas del Tarot y de contactar con el más allá llega al granero de ¿Volverías con tu ex? con la intención de decirles a los concursantes qué les depararán las relaciones con las parejas que tienen. Sin embargo, Yasmín, como cristiana que es, se siente incómoda con ese tipo de cosas y decide que no desea escuchar a la mujer, pero Mariano sí quiere escuchar lo que tiene que decir de ellos dos, esto pareció sentarle muy mal a Yasmín, quien se levantó y se fue, y al terminar le echó en cara a Mariano que no le apoyaba, a lo que él respondió: "Acéptame cómo soy o no me aceptes, pero no puedo ser un sumiso".

Durante la sesión, Pascual se emociona con lo que ocurre y le abre su corazón a Mónica. Una vez se han sincerado ambos parece que la cosa va viento en popa entre ellos, pero ella dice que mientras esté Óscar quiere respetarle ante todo, a lo que Pascual le hace la pregunta: ¿Y si tienes que elegir entre los dos qué harás? A lo que ella le responde que le elegiría a él, terminando todo en un precioso abrazo.

Vídeos destacados del día