A tiempo televisivo hemos visto como el único cuarteto formado en Volverías con tu ex? es el grupo más distanciado, mientras los tríos intentan llevarse bien, el cuarteto está claramente dividido en dos. Si veíamos como al menos, delante de las cámaras Gala intentaba llevar un trato cordial, tanto su ex como la argentina no han hecho más que despreciarla. Y así lo vimos en uno de los últimos duelos donde ella eligió a Marco y le dio la libertad de hacer la actividad con quien quisiera.

Todo esto ha cambiado y ahora veremos como Aylén, Tony y Marco cambian radicalmente su actitud para con Gala y Leandro, lo que no se entendía era porque este cambio.

Bueno contaremos lo qué pasó fuera de las cámaras.

Los italianos y la argentina ganaron una actividad por medio de la cual tuvieron oportunidad de conectarse a internet. La producción les obsequió con 200 minutos de internet libre, que los concursantes no desperdiciaron y así pudieron acceder a sus perfiles sociales donde descubrieron que no eran tan queridos como ellos creían.

Desde su entrada Aylén se había creído que era muy bien recibida pero nada más lejos de la realidad, donde la argentina entró y se convirtió en la malvada de esta edición. Así como se ganaba a casi todo el público en "Amor a Prueba" por su idílica historia de amor con Marco Ferri, en esta ocasión no ha gustado para nada su "juego".

El trío pudo ver por sus propios ojos a través de las redes sociales como  Gala y Leandro se han ganado el cariño del público y de hecho se convertirán en unas semanas en los finalistas del Reality por ello deciden comportarse mejor con esta pareja tan querida, suponiendo así que ganaran más seguidores, pero la realidad es que el público ya ha elegido y Marco y Aylén no están entre las parejas preferidas.

Vídeos destacados del día

Si no sabes aún quienes son los finalistas te lo contamos en esta noticia anterior. Como también qué pasó con Oriana, por un lado porque la producción nos quiere hacer creer que es la preferida del público y por otro el escándalo que armó en los pasillos de Mega antes de irse.