Como suele suceder en este tipo de inicio de experiencias, y aunque ya sabemos que las cosas no son como empiezan sino como acaban, tras el aterrizaje aéreo desde el helicóptero de los dieciséis concursantes que tomarán parte en esta cuarta edición de Supervivientes, empiezan uniéndose entre ellos en función de sus contactos en el pasado y en las horas previas al viaje a Honduras y las primeras en el hotel donde pasan la noche previa al abandono de todas las comodidades.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Ese es el caso de dos de los más jóvenes y guapos con los que la dirección pretende provocar a la audiencia a través de sus trabajados cuerpos como es el caso de Steisy y Suso, quienes ya se conocían desde antes de esta experiencia, habiendo coincidido hace algún tiempo atrás en Mujeres y Hombres y Viceversa, sin negar la atracción física que ambos se producían desde que se vieron.

Una relación que aumentó tras el paso del catalán por el concurso y que aún se ha incrementado en estas horas previas al salto desde el helicóptero donde estos, junto a otros jóvenes, han empezado a unirse en camarilla al darse cuenta pronto de quiénes son aquellos con los que tienen más en común y quiénes son aquellos con los que, a priori y por el momento, tienen menos cosas que compartir.

Con esta situación no era de esperar ver cómo tanto la que fuera la tronista más longeva de la historia de MYHYV como el concursante de Gran Hermano 16, han estado casi todo el rato juntos entre charlas, risas y comentarios cómplices que han tenido una fase más cuando han decidido pasar la noche juntos acurrucados, e incluso calificado por algunos comentaristas del reality show, como acaramelados.

Tal y como sucede siempre cuando esto pasa en un programa de tele realidad, los comentarios en las redes sociales que auguran el surgimiento de la primera pareja, y que piden cuanto antes el primer edredoning para alegrar las emisiones, no se han hecho de rogar.

Vídeos destacados del día

Steisy, una loca de las relaciones con hombres, ya ha dicho que le costará aguantar sin relaciones. Suso, tres cuartos de lo mismo. Blanco y en botella.