Pronto, muy pronto, han comenzado los malos modos, las malas contestaciones y las tensiones en Laguna Cacao. A estas horas, cuando todavía se han completado las primeras veinticuatro horas de concurso, ya existen dos bandos y dos personas que no se quieren ni ver lo que resta de experiencia en Honduras.

Todo comenzó muy pronto. Tanto que ni siquiera las dos protagonistas femeninas de este desagradable capítulo ni siquiera se habían lanzado del helicóptero para aterrizar en la isla del Caribe donde ya han empezado a tener que buscarse la vida construyendo un refugio, buscando comida y preparándose física y mentalmente para las pruebas que les darán recompensas, la opción de ser inmunes en las nominaciones, y que dictaminarán quién es el robinson más fuerte de esta edición.

Sin embargo, si nos fijamos en el carácter, parece que está más que claro quién tiene todas las papeletas para triunfar en esta cuarta edición del reality show de Superviviencia de Telecinco, y hablamos, cómo no, de la concursante preferida por la dirección y mejor pagada de la presente edición, Mila Ximénez.

Pues bien, esta, ayer, cuando se dirigían a la isla tuvo un encontronazo con Dulce, la que fue su compañera de habitación en el hotel hasta anoche. Haciendo gala de una 'antisocialidad' mucho mayor de la esperada, la colaboradora de Sálvame empezó a soltar pestes por su boca cuando la dirección del concurso les invitó a conocer al resto de sus compañeros antes de desembarcar en Laguna Cacao. Fue entonces cuando se inició la discusión.

Sorprendida por esa falta de interés de conocer al grupo en el que se tendrá que apoyar para sobrevivir los próximos meses, Dulce, sorprendida, quiso calmarla diciendo que a ella le habían parecido buena gente, lo que no sentó nada bien a la periodista que perdió los papeles pidiendo a la niñera de los Pantoja que se quedara ella con todo "su buen rollito" y que le "dejase en paz", con un muy mal tono.

Vídeos destacados del día

Dulce, disgustada, trató de alejarse de Mila lo que tampoco gustó a este que no tardó en pedirle explicaciones de qué es lo que le había sentado mal de lo que le había dicho obteniendo como respuesta que era una "descarada y maleducada", desatando de nuevo más ira de Mila. Dos enemigas andan sueltas, y Supervivientes 2016 sólo acaba de empezar.