El trono de Sofía Suescun, la última ganadora de GH, continúa dando de qué hablar, dentro y fuera de plató. Hace unos días, La Vanguardia publicaba una turbia información sobre la tronista. Según la edición digital del diario, la de Pamplona había asustado a todos los presentes en su última grabación del trono al desmayarse en directo tras una noche de fiesta y desenfreno. La tronista, según la versión del diario, habría llegado descompuesta y con claros signos de no estar en las mejores condiciones de grabar. Tras este suceso, el programa habría dado un ultimatum a la tronista.

Anuncios

Pues bien, tras el revuelo mediático que se ha creado a partir de la noticia, la propia Sofía ha querido aclarar los hechos, dejando un recadito a  los que publicaron la noticia.

Según Sofía, todo lo que se cuenta en el diario es completamente falso. Nunca hubo tal desvanecimiento ni nada parecido. Además, la tronista amenaza con denunciar tales informaciones en su contra. ¿Dará el programa alguna versión de los hechos o confirmará la versión de Sofía? Lo cierto es que el trono de la ganadora de GH está dando mucho de sí.

Su fichaje ha sido todo un acierto para el programa, que ha remontado en audiencia y ha logrado colarse entre las principales tendencias del país en Twitter con la presencia de Sofía y Maite Galdeano como nuevas tronistas del programa.

En la última grabación del trono de Sofía pudimos ver como Hugo Paz, el pretendiente favorito de la de Pamplona, decidía abandonar el programa hasta que se aclarara los rumores de su supuesto desliz con una chica en uno de sus bolos y su presunta conversación por Whatsapp, en la que se dejaba entrever que entre ambos había una relación y donde el pretendiente no dejaba en muy buen lugar a su tronista.

Anuncios

Tal y como se puede ver en las redes sociales de Sofía y de Hugo, todo parece haberse arreglado entre ellos tras confirmarse que todo formaba parte de un montaje para intentar acabar con Hugo como pretendiente, quien ya habría regresado a su silla y a pretender a Sofía.