¡Lukas deja Mujeres y Hombres y Viceversa! Esta era la bomba que conocíamos en el último programa en el que el tronista del dating show de Telecinco se derrumbaba en directo y ante la audiencia revelando el porqué de su frialdad desde que comenzase el trono y sus mínimos avances y grandes retrocesos con sus pretendientas.

El tronista ha querido contar la verdad de qué es lo que le pasa y ha revelado, antes de marcharse del plató sin asegurar que vaya a volver, que sigue pensando a menudo en su novia, la que parece ha sido la chica de su vida, y a la que destrozó, tomando palabras textuales suyas, en el momento en el que, a pesar de haber roto un tiempo antes, decidió entrar en el programa de citas de Mediaset.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Y es que a pesar de su ruptura, la relación entre ambos seguía existiendo a otro nivel, dejando la puerta abierta a una reconciliación hasta que este decidió aceptar la oferta de la productora de entonces para incorporarse al trono de verano de MYHYV primero, y más tarde al trono por derecho en el que sigue estando.

Es ese recuerdo latente de la que ha sido la única mujer que le ha marcado, y la posibilidad que sigue en la cabeza de Lukas de que esta sea la mujer de su vida, la que ha provocado que Lukas pronuncie la fatídica frase de "me voy" para acto seguido salir del enfoque de las cámaras y marcharse al camerino donde nos aseguran miembros de la producción y la dirección de este espacio televisivo que el tronista ha roto a llorar como un niño pequeño.

Ante esta nueva situación la decisión de seguir o no seguir en el trono parece encaminada a que este, antes que después, adelante su final o la decisión de irse solo, ya que es evidente que las pretendientas, en este estado de permanente recuerdo con la que fue su chica hace un tiempo, no tienen nada que hacer para conseguir tocar el corazón de su pretendido.

Vídeos destacados del día

Lukas sólo se ha enamorado una vez y no se ve con fuerzas de hacerlo en MYHYV con ninguna de sus pretendientas. Su final está cerca... y quizás ha llegado ya.