Aseguran que será una edición más dura, más exigente, y vamos viendo algunos detalles. Veremos si finalmente es así, y cuánto disfrutamos. Pero analicemos la transmisión de esta semana. 

La primera prueba

La complejidad de esta prueba estaba dada por la falta de ingredientes, ya preseleccionados en las neveras de cada concursante, y con la "concesión" de 30 segundos en el supermercado para obtener algunos ingredientes más. Ya os podéis imaginar la saturación y estrés del momento. 

Para facilitarles la cosa, tuvieron la oportunidad de contar con la ayuda de 15 concursantes de ediciones anteriores, y disponiendo de 75 minutos para cocinar lo que consideraran más oportuno. 

Media vez ya tenían decididos los platos y habían comenzado su elaboración, viendo el nivel de relajación de los concursantes, el jurado anunció que se debían retirar los exconcursantes, para dejar a los nuevos que se desenvolvieran solos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

David fue el ganador de esta prueba. 

La prueba grupal

En esta ocasión una prueba de altura, y nunca mejor dicho, el Monasterio del Monserrat. La prueba consistía en la elaboración de 4 platos típicos catalanes, para 80 comensales.

Los platos eran: xatonada, croquetas de jabalí, butifarra esparracada con mongetes y mouse de mató con miel. Pocos concursantes sabían que era, y de ahí la dificultad añadida. Si bien tanto Carme Ruscalleda, como su hijo Raül Balam, les han dado algunos consejillos útiles. El equipo azul fue quien peor se desenvolvió, pues desconocía la elaboración de la butifarra esparracada y preparó algo parecido a una boloñesa, a lo que se llevaron la correspondiente reprimenda de Jordi Cruz. 

Finalmente, el equipo rojo ganó la prueba, consiguiendo como premio una Masterclass en el Restaurante La Cabra de Madrid del chef Javier Aranda, con una estrella Michelín. La cruz de la moneda se la llevó el equipo azul, que tendría que verse en la prueba de eliminación. 

Prueba de eliminación

La capitana del grupo, Raquel, tenía la capacidad para salvar a uno de sus compañeros, y para que ninguno se sintiera más favorecido, se salvó a si misma.

Vídeos destacados del día

David, por su parte, tenía que decidir quienes prepararían platos dulces y quienes salados, teniendo como ingrediente principal el maíz. 

Para la prueba, contaron con la ayuda y supervisión de Roberto Ruiz, que es chef del mejor restaurante de comida mexicana de España, quien presentó dos ideas de platos hechos con tan noble ingrediente. 

Finalmente, la permanencia tambaleaba para dos de las aspirantes, Aniuska y Emilia. El peor plato, fue el de Aniuska, quien resultó ser la primera eliminada de la presente edición.

Que nos espera la próxima semana

Cocinarán para 200 militares de la UME, Carlos, quien ganó el concurso la pasada temporada, reaparecerá para apoyar y dar sus sugerencias a los nuevos participantes. ¿Quién será el próximo en abandonar el programa? Lo veremos la próxima semana