Los perros poseen una facultad extrasensorial que les permite ver y sentir situaciones que los seres humanos no alcanzan a vislumbrar.  Este "sexto sentido" canino, sensitivamente capaz de detectar situaciones invisibles para el hombre, es de sobra conocido por los especialistas que estudian el enigmático comportamiento de estos animales. Tal es la capacidad de los perros que, gracias a esa percepción inaudita, podrían detectar Enfermedades en sus mejores amigos: el ser humano.

En abril de 1989, la prestigiosa revista médica británica The Lancet publicó los estudios llevados a cabo por Hywel Williams, profesor de la Universidad de Nottingham, donde hablaba de la supuesta facultad de los perros para detectar enfermedades, dando especial atención a la detección del cáncer.

En el estudio publicado en The Lancet, Hywel Williams estudiaba los casos de pacientes cuyos perros olfateaban determinadas zonas del cuerpo donde existía algún tipo de resquicio maligno. 

Según ABC, la asociación Argus Dog, en colaboración con el Hospital Clínico de Barcelona, ha iniciado un proyecto para detección del cáncer de pulmón mediante el olfato canino. En los experimentos realizados hasta ahora, el perro adiestrado para la labor se sienta cuando huele una muestra de un paciente que posee esta enfermedad. En los experimentos, los perros adiestrados aciertan con una efectividad de más del 95%. Una prueba similar se realizó en Reino Unido, cuyos resultados fueron publicados en la revista Gut, del British Medical Journal, donde se determinó que los perros pueden detectar con asombrosa efectividad síntomas de cáncer de intestino con solo olfatear el aliento o las heces de los pacientes. 

Actualmente, los adiestradores de perros no enseñan a estos animales únicamente a las detecciones de vida tras las catástrofes y sustancias como drogas, sino que también extienden sus enseñanzas a los campos de la Medicina.

Vídeos destacados del día

En España existen fundaciones ( como, Argus Dog,  la Fundación Bocalán y Canem)  que estudian la capacidad de un perro para captar las subidas o bajadas de azúcar en personas diabéticas. Incluso a los perros entrenados para percibir las variaciones en las personas diabéticas son destinados a las casas familiares para que sirvan de ayuda a aquellos que la necesitan. 

La demostración de que los perros pueden detectar enfermedades, entre ellas el cáncer, puede suponer un gran avance para la medicina, además de un auténtico milagro de la Naturaleza en medio de la revolución tecnológica que inunda a las zonas desarrolladas del planeta.