Jorge Javier Vázquez apura sus últimos tiempos como cara visible y presentador estrella de Telecinco. El conductor de programas de la cadena estrella de Mediaset no renovará su contrato y afronta esta cuenta atrás con mucha ilusión y con todas las fuerzas y ganas del mundo.

Y es que, después de que el catalán anunciase hace ya algún tiempo atrás a María Teresa Campos que había empezado "a despedirse" de todo el mundo en Telecinco y de la profesión, sin saber exactamente por qué, para más tarde confirmar que su tiempo como cara visible en la Televisión llegará a su fin en muy poco tiempo, habría decidido ya no renovar su compromiso con la televisión de Fuencarral más allá de lo que actualmente tiene firmado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Pues bien, según hemos podido conocer, el presentador de Sálvame y una infinidad de espacios de ese mismo canal, concluye su compromiso con la empresa que le tiene en nómina en 2018, es decir, dentro de dos años, momento en el que tiene previsto aislarse del mundo para pasar un largo tiempo con su pareja, a la "le debe" mucho, en relación a la atención que no le ha podido dedicar durante esta larga etapa de éxito que arrancara en Telecinco en 2003.

Ahora, a sus 45 años, y con una fortuna que podría estar por encima de los diez millones de euros, parece que es el momento de decir adiós para siempre a la pequeña pantalla para descansar en primer lugar y posteriormente dedicar su tiempo a escribir, después del gran éxito de "La vida iba en serio", y de su obra de teatro a la que también desea dar continuidad a partir de esta fecha.

Una situación que sus jefes creen que puede ser todavía reversible a través de una oferta tentadora para ampliar al menos durante una o dos temporadas más su presencia en la cadena donde tiene auténticos seguidores desde hace mucho tiempo pero que parece se topará con una decisión muy meditada y tomada en familia.

Después de mucho tiempo de sobre exposición en los medios, y con una fortuna respaldándole, es el momento de disfrutar de la vida y así lo ha decidido Jorge Javier.