¡Se acabó el amor de tanto usarlo! Eso es lo que parece después de que la primera pareja entre dos hombres salida de la casa de Guadalix de la Sierra en Gran Hermano haya decidido poner el punto y final a su relación sentimental después de cuatro meses de amor, viajes, fiestas y mucha cama.

Eso es al menos lo que se desprende del silencio que ambos han venido manteniendo el uno con el otro en las últimas fechas que, además, coincide con el hecho contrastable de que los dos han decidido dejar de seguirse en sus perfiles oficiales en las redes sociales en un claro gesto de ruptura total del uno con el otro.

Si bien estos dos son capaces de arreglar este entuerto que ha sido 'heavy', según indican personas de su entorno, lo cierto es que a día de hoy las posiciones de pareja se encuentran enfrentadas y que la posibilidad de rehacer lo que ha deshecho el desgaste, la falta de aprobación de personas en común y la aparición de alguna que otra persona para desestabilizar la pareja han dejado la historia herida de muerte.

Estas son pues las tres razones que les han llevado a poner tierra de por medio según personas de su entorno. Y es que ambos habrían separado sus caminos para estar uno en el norte y otro en el sur durante los últimos días, a falta de que se puedan mover y verlos por el resto de la geografía española realizando algún bolo o alguna aparición pública.

Será allí, cuando Han y Aritz se pongan delante de la prensa, cuando tengamos la oportunidad de preguntarles sobre si su ruptura se debe a un problema solucionable con el paso del tiempo, o de si esta 'fuerte discusión' de la que se habla ha acabado con toda opción de ver a estos tortolitos después de que confirmaran unos meses atrás que estaban juntos viviendo una relación 'distinta' a los parámetros convencionales.

No es menos cierto que, quitando a sus seguidores, que son muchos y que siguen apoyándolos en las redes sociales, hay otra mucha gente que se ha alegrado de que estos dos chicos no estén juntos.

Vídeos destacados del día

Sólo el tiempo dirá qué pasa con lo suyo.