Semana de infarto a la espera de este nuevo capitulo de la serie Dragon Ball Super. Goku se encontraba en una grandiosa batalla  contra su rival del universo 6, el Asesino legendario Hit, la cual nos recordó aquellos grandiosos y épicos momentos vividos en Dragon ball Z, sin duda ha sido la mejor pelea hasta ahora de la serie cuya evolución en los últimos episodios ha sido favorable.

Luego de que Gokú se viera en aprietos a pesar  de haber descifrado la técnica secreta de Hit, este último mostró un crecimiento  durante la pelea que obligó a nuestro héroe a llegar a un punto más allá del Super Sayayin azul, mostrándonos una técnica que llevaba tiempo guardada en el baúl.

Anuncios

Pues era el grandioso Kaio ken, esa fabulosa herramienta que permitió a Goku luchar de tú a tú contra Vegueta en aquella llegada a la tierra y en su momento contra Freezer.

Gracias a la tranquilidad del corazón del Super Sayayin Dios azul, Goku combinó el Kaio Ken con su transformación para pasar más alla de sus limites y poder  hacerle frente a las adversidades que se le presentaban en la pelea.

La pelea fue muy pareja, sin embargo un ambioso y cansado Goku que puso a sudar al legendario Hit, se da cuenta que debido a las reglas del torneo este ultimo se estaba limitando a no usar ciertas técnicas de asesinato, es por esto que hace la petición a Bills de omitir cualquier regla para poder combatir sin ninguna restricción.

Champa y Bills caen en una disputa por aceptar o no la propuesta, ya que cada uno se sentía con ventaja con respeto a la situación de la pelea. Goku admite que ya no podría aguantar mas el Kaio Ken, sale del ring, y dan por ganador a Hit.

La ultima pelea ha comenzado y es Monaca el encargado de derrotar a Hit, para sorpresa de todos lo logra. Un silencioso Hit se marcha a las gradas reconociendo que se ha dejado ganar en agradecimiento a Goku.

El Toque final lo ponen un misterioso personaje que hace acto de presencia en el ring. Se trata del Rey Zeno que es  el ente de más jerarquía entre todos los universos.

Anuncios

¡Algo Grandioso está por comenzar!