Tras un largo mes de espera, por fin acaba de ser estrenado el manga capítulo 11 de Dragon Ball Super, el cual es dirigido por Akira Toriyama e ilustrado por el gran dibujante Toyotaro. 

Tal como lo mencionamos en una anterior ocasión, el manga iba a ser estrenado entre el 15 al 18 de abril, es por aquella razón que felizmente acaba de salir a la luz; sin embargo, aún está en coreano, pero este mismo será traducido durante las próximas horas, o en el peor de los casos, para mañana en horas matutinas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

A continuación, un breve resumen de las primeras impresiones que tuvimos de este espectacular episodio.

El manga empieza tras la derrota por fraude de Son Gokú ante Frost, el temible emperador del universo seis, quien ahora deberá enfrentarse a Vegeta, el super saiyajin del universo siete. 

Bills regaña al referi por su inaceptable descuida al permitir que un guerrero tan descarado haya usado trampa para ganar, El referi, ante la amenaza del dios destructor decide arreglar las cosas permitiendo que Gokú vuelva a participar en el torneo universal.

Tal como fue visto en el anime, Vegeta eleva su poder al super saiyajin ordinario y destruye a Frost sin temor alguno dejándolo completamente inconsciente. Sin embargo, en esta ocasión Hit mantiene una postura déspota y no te interfiere en terminar de acabar con Frost.

El siguiente combate empieza inmediatamente. Ahora es el turno de Magetta, el alienígena del planeta Metalman, quien con su robusto cuerpo caliente pone en crueles aprietos al saiyajin, quien no duda en volver a elevar su nivel al super saiyajin fase uno y termina con su oponente tras largas páginas de combate. 

Ahora es el turno del pequeño saiyajin del universo seis, es decir, Kabe, quien antes de acudir al ring, es criticado fuertemente por Champa, el dios destructor, quien osa a decirle que no puede perder por nada del mundo.

Vídeos destacados del día

Kabe saluda cortésmente a su oponente con una sonrisa. Vegeta lo recibe de la misma manera. El referi anuncia el próximo combate, y la asombrosa batalla entre saiyajins empieza.